Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
Comunicado

Cambios en la política de movimiento entre regiones

Vamos a aplicar algunos cambios a la política de movimiento entre regiones (IMP) de septiembre de 2014 con el fin de preservar las oportunidades para talentos locales en sus regiones, facilitar que exista un equilibrio saludable entre jugadores importados y locales y mantener las identidades regionales.

El sistema actual permitiría que, a finales de año, cuatro de cada cinco jugadores titulares fuesen importados en muchos equipos de ciertas regiones, lo que nos ha impulsado a llevar a cabo estos cambios. La IMP aún requiere que los equipos alineen a un mínimo de tres residentes IMP y un máximo de dos no residentes en sus planteles titulares. Los dos cambios clave son:

  1. Aumentar de dos a cuatro años (calculado en splits) el tiempo que los actuales no residentes tendrán que haber residido en una región para ser considerados residentes.
  2. Evitar que futuros no residentes (por ejemplo, los jugadores importados que se unan a una liga por primera vez en 2017) consigan el estatus de residencia IMP por el tiempo que hayan residido en un país y, en cambio, basar ese estatus en otros prerrequisitos como la ciudadanía.

Resumen

La IMP se introdujo para ayudar a equilibrar los talentos locales y extranjeros en los equipos profesionales y semiprofesionales. Se diseñó originalmente para otorgar el estatus de residente IMP por permanecer de forma prolongada en una región, con el objetivo de preservar las oportunidades para los talentos locales y, a la vez, mantener las opciones para los jugadores profesionales que quisieran jugar en el extranjero.

Sin embargo, infravaloramos el grado en el que el talento extranjero se priorizaría respecto al local, disminuyendo así el desarrollo de los jugadores locales. En 2014, el ecosistema era mucho más joven, las carreras de los jugadores solían ser más cortas y los cambios de región por parte de los jugadores eran mucho menos frecuentes. Estos factores hacían que los requisitos originales de la IMP fueran apropiados en su momento.

Desde 2014, la demanda de talento extranjero no ha dejado de crecer, así que es necesario aumentar los requisitos de residencia para asegurar que el talento local tenga oportunidad de florecer y representar a su región, además de evitar la fuga de talentos excesiva en determinadas regiones. Este cambio es un intento adicional de preservar las distintas identidades regionales que logran que la competición siga siendo interesante para los espectadores y que las regiones sigan siendo significativamente distintas.

Contexto completo

Cuando establecimos la política de movimiento entre regiones (IMP) dimos contexto sobre por qué es importante mantener un equilibrio que permita a los jugadores profesionales aprovechar oportunidades en ligas extranjeras y, a la vez, dejar margen para que florezca el talento local. Desde la entrada en vigor de esta política, se ha hecho patente que nuestra estrategia no ha cumplido estas necesidades, así que vamos a ajustarla para que se acerque más al objetivo inicial. 

Los jugadores importados en el futuro ya no podrán convertirse en residentes IMP solo por residir en una región. En vez de eso, tendrán que comprometerse de verdad con la región adquiriendo el estatus de residente permanente de alguna forma legal (por ejemplo, adquiriendo la ciudadanía) tal como se especifica en las normas regionales de la liga. En cuanto a los actuales no residentes, somos conscientes de que algunos de ellos planeaban quedarse de forma prolongada, así que aún permitiremos a los no residentes actuales que se conviertan en residentes, pero aumentaremos el tiempo que requerirá convertirse en residente IMP de dos a cuatro años.

Hemos decidido actualizar esta política debido a la evolución del mercado en cuanto a equipos y jugadores. Han cambiado muchas cosas desde que se introdujera esta política allá por 2014. Ha aumentado la demanda de profesionales extranjeros altamente cualificados. Al construir un nuevo equipo, los propietarios primero miran al extranjero para buscar talentos. Esto ha desembocado en la necesidad de mantener un equilibrio sano entre jugadores locales y extranjeros. Ha quedado claro que las oportunidades para los talentos locales se irán reduciendo si no tomamos medidas.

Si no cambiara nada, el sistema actual permitiría que, a finales de año, cuatro de cada cinco jugadores titulares fuesen importados en muchos equipos de ciertas regiones. Aumentar el tiempo requerido para que un actual no residente se convierta en residente IMP ayudará a evitar que ocurra esto. Además, puede ayudar a que cuando los actuales no residentes se conviertan en residentes IMP, estén mejor integrados en su región de adopción y más compenetrados con los fans locales. Y lo que es más, este cambio, junto con otros que vamos a aplicar a la IMP, protege de la fuga de talentos a las regiones que, de forma constante, producen jugadores de clase mundial y, a la vez, preserva la opción de desarrollo del talento local.

Somos conscientes de que este cambio puede ser desconcertante para los equipos y jugadores cuyos planes se basaran en la anterior política y lamentamos que se haga necesario un cambio tan importante. Teníamos que sopesar las dificultades que esto supondría para varios equipos y jugadores con la importancia de preservar el futuro de un ecosistema que contara con un equilibrio sano entre jugadores locales e importados. Ha sido una decisión dura que no hemos tomado a la ligera.

Actuales no residentes: aumenta el tiempo requerido para convertirse en residente

Vamos a aumentar el tiempo que los actuales no residentes (que pasan a llamarse "no residentes provisionales") necesitan para convertirse en residentes IMP. Los no residentes provisionales son no residentes que en algún momento entre el 11 de mayo de 2015 y el 1 de agosto de 2016:

  1. estuvieron en un plantel activo de un equipo semiprofesional o profesional; o
  2. se trasladaron a esa región con el objetivo principal de recibir entrenamiento de un equipo profesional o semiprofesional para acabar compitiendo.
    1. Un ejemplo de alguien reubicado con el objetivo principal de recibir entrenamiento para competir es un jugador que se uniera al equipo como aprendiz pero que aún no había sido añadido al plantel.

Ahora, a total discreción del administrador regional, las regiones pueden registrar la participación en un split (no por el tiempo pasado en esa región) y así ir sumando puntos para conseguir la residencia.

Los no residentes provisionales tendrán que haber participado en ocho de los últimos doce splits (el equivalente aproximado a cuatro de los seis últimos años) para ser considerados residentes IMP. Por participar se entiende el haber sido titular en al menos el 50 % de las partidas de la temporada regular de un split determinado. El tiempo acumulado según la anterior política se convertirá y se reconocerá de forma retroactiva según esta nueva política, sin tener en cuenta si han jugado en su liga en el pasado. Esto facilitará a todas las partes el seguimiento para la consecución de este requisito y asegurará que, de ahora en adelante, los no residentes provisionales participen en ligas en las que se convertirán en residentes IMP. Según el anterior sistema, los jugadores tenían que dar cuenta del tiempo pasado dentro y fuera del país, lo cual era bastante pesado.

Nos parece importante añadir el equivalente (en splits) a dos años más al requisito de residencia para que los no residentes provisionales tengan tiempo de integrarse bien en sus ligas adoptivas y, a su vez, dar un tiempo muy necesario al talento local para que se desarrolle. 

Nuevo estándar de residencia de la IMP

Con la excepción de los no residentes provisionales (como Huni, Trick, Mata, etc.) y los residentes IMP eximidos (como Bjergsen, Seraph, etc.), todos los jugadores han de ser residentes permanentes legales de un país o región (por ejemplo, tener la ciudadanía, y esto variará según las regiones o países) para convertirse en residentes IMP.

Los jugadores no residentes importados en el futuro (por ejemplo, los no residentes que comiencen a jugar en 2017) ya no podrán convertirse en residentes IMP solo por residir en una región durante un determinado periodo de tiempo. Por jugadores futuros entendemos aquellos que no estuvieran en el plantel activo de un equipo en la liga semiprofesional o profesional ni se hubiesen trasladado a esa región con el objetivo principal de recibir entrenamiento de un equipo profesional o semiprofesional para acabar compitiendo entre el 11 de mayo de 2015 y el 1 de agosto de 2016.

Si un jugador se convierte en legítimo residente permanente de una región tras haber jugado en ella como no residente, puede solicitar el estatus de residente IMP a los administradores de la liga de su región.

Cambios adicionales

Residencia en una sola región

Un jugador solo puede ser residente IMP de una sola región simultáneamente. Al unirse a un plantel activo, se considerará a un jugador como no residente a menos que, se declare residente (y pueda proporcionar las credenciales necesarias).

Residentes IMP eximidos y cambios de región

Los jugadores que ya están calificados como residentes IMP (Bjergsen, Seraph, etc.) podrán mantener su estatus de residencia, sin importar el estatus legal. Si un jugador ha heredado un estatus de residente IMP por cumplir el requisito basado en el tiempo de la antigua política de IMP, pero es ciudadano (o cualquier otra clasificación legal) de un país de otra región, puede cambiar al estatus de residente IMP en esta última región en cualquier momento. Sin embargo, al hacerlo, renuncia al estatus de residente IMP de la primera región y solo podrá volver obteniendo el estatus de residente permanente de forma legal y enviando una solicitud a la liga.

Ámbito y cronograma

Somos conscientes de que este problema varía entre regiones, pero es importante implementar las normas clave del modo más coherente posible en todas las regiones, pues el movimiento de jugadores puede afectar a la paridad competitiva entre todas ellas. Por ese motivo, esta norma se aplicará inmediatamente en todas las ligas globales.

También sabemos que cambiar las reglas puede afectar a la planificación del plantel de los equipos.  Para preparar a los equipos y a los jugadores, les hemos ofrecido una vista previa de los cambios que afectan a los no residentes actuales antes de que comience el split de verano para que puedan ajustar sus planes. Implementamos el cambio ahora para que los jugadores y los equipos tengan el tiempo adecuado para ajustarse a la nueva norma. 

Preguntas y respuestas

¿Por qué es necesario aumentar el tiempo requerido para que los no residentes actuales se conviertan en residentes en vez de dejarlo igual?

Muchos equipos de varias regiones han reclutado a gran cantidad de jugadores importados y, si la tendencia sigue igual, muchos de ellos contarían con cuatro jugadores titulares importados a finales de 2016. Esto podría tener repercusiones negativas importantes en el desarrollo del talento local y de la identidad regional, por lo que nos parece importante realizar este cambio. Aunque el desarrollo del talento local ha mejorado últimamente un poco, muchos ecosistemas regionales aún no están listos para el impacto que supone tener un número apabullante de jugadores importados en sus planteles que arrinconará a los talentos locales.

Aunque queremos proporcionar coherencia y estabilidad a nuestra infraestructura competitiva, también deseamos responder a un mercado cambiante y abrirnos a modificaciones en las estructuras legadas que ya no cumplen los objetivos para los que se diseñaron.

¿Por qué hacéis este cambio ahora y no antes?

Los cambios importantes de este tipo requieren recopilar datos acerca de las tendencias actuales. Tomamos la mejor decisión que pudimos con la información que teníamos en aquellos momentos y, según lo que hemos aprendido observando el desarrollo de cada liga durante los dos últimos años, pensamos que había que actualizar la política. Apuntamos a realizar el cambio una vez tuviéramos suficiente información obtenida de la observación de los cambios de plantel pasados y actuales; de este modo, podríamos predecir de forma razonable los posibles movimientos de un jugador durante los próximos años. Hemos dado a los equipos una vista previa de la política de no residente provisional antes de que comience el split de verano para que puedan ajustar sus planes.

¿Quién se verá más afectado?

Según nuestras proyecciones actuales usando la antigua política basada en el tiempo, menos de diez no residentes de los que actualmente están en equipos de todo el mundo serían residentes a finales de 2016. Aunque es una cantidad pequeña para ser mundial, somos conscientes de que el cambio será un inconveniente para esos jugadores, incluso aun existiendo un aviso anticipado anterior al inicio del split de verano. Mantener una ruta hacia la residencia para ellos a la vez que revisamos los estándares para los futuros no residentes es nuestra manera de intentar alcanzar el equilibrio entre cumplir las antiguas expectativas y los objetivos de la IMP.