Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
European exodus header
LCS

La trampa del éxodo europeo

La cantidad y calidad de los jugadores que han abandonado la LCS EU no hace saltar las alarmas. De hecho, la competición es más potente que en su pasada edición.

Parece lógico asumir que en un sector relativamente joven y ligado a los videojuegos los canales audiovisuales son los más atractivos y, por tanto, imperantes. Aunque el contenido escrito prolifera y mantiene una posición de referencia en lo que a información se refiere, sería antinatural que en una industria cuyo término principal incluye la palabra ‘vídeo’ la palabra fuera el elemento principal en lugar de la imagen.

Sin embargo, aunque una gran parte del público de los videojuegos en general y de League of Legends en particular pertenezca a las generaciones a las que Giovanni Sartori hace referencia con el término homo videns, el valor de las palabras es incuestionable y la precisión a la hora de utilizarlas es fundamental.

Es por ello que resulta necesario revisar el uso de un concepto recurrente en los últimos tiempos en el panorama competitivo del título desarrollado por Riot Games: ‘éxodo’. Esta palabra, empleada por vez primera con motivo de la salida masiva de jugadores coreanos a finales de 2014, ha sido rescatada para describir el fenómeno acontecido en Europa durante esta pretemporada. No obstante, su recuperación no sólo es innecesaria sino que genera una disonancia con la realidad del viejo continente.

El éxodo coreano

Éxodo: 1. m. Emigración de un pueblo o de una muchedumbre de personas.

Real Academia Española

Los últimos meses de 2015 estuvieron plagados de desgracias para los seguidores de la región más potente del planeta. A pesar del evidente éxito de sus representantes en el Campeonato Mundial 2014, Corea experimentó una auténtica sangría de talento que hizo que muchos se echaran las manos a la cabeza, ya fuera por la incredulidad ante algunos de los traspasos o el temor a que las escuadras no alcanzaran el nivel mostrado en el pasado como consecuencia de la marcha de algunas de sus estrellas y los cambios estructurales implementados, sobre todo la desaparición de los equipos hermanos.

Un total de 30 jugadores que militaban en conjuntos de la máxima liga abandonaron Corea durante la Pretemporada 2015. Multitud de regiones, desde Brasil a Norteamérica, recibieron con los brazos abiertos a estos profesionales con la esperanza de que trajeran consigo la fórmula que había llevado a su país de origen a dominar torneo tras torneo.

Pero la hospitalidad de los receptores no fue el principal aliciente para buena parte de los movilizados. Los talonarios, sobre todo los procedentes de chequeras chinas, se convirtieron en coprotagonistas de los fichajes de jugadores de la talla de Lee "KaKAO" Byung-kwon, Song "RooKie" Eui-jin o casi la totalidad de la plantilla de Samsung Galaxy, organización cuyos equipos habían conquistado la corona mundial y dos títulos nacionales aquel año. Por fortuna para las aspiraciones coreanas, otros como Lee ‘Faker’ Sang-hyeok priorizaron otros factores en lugar del dinero.

Samsung White

Ninguno de los integrantes de Samsung White permaneció en Corea tras ganar el Campeonato Mundial 2014

Una vez más, incluso cuando los escépticos tenían más argumentos que nunca para soñar con una reducción de la distancia entre Corea y el resto del mundo, el titán retornó. Aunque la competición redujo indudablemente su calidad respecto a ediciones anteriores, la diáspora coreana no derivó en una debilitación de la región en lo que a éxitos se refiere. La infraestructura existente, las raíces culturales y la amplia disponibilidad de jóvenes prodigios a los que moldear permitió a Corea levantar una vez más la Copa del Invocador.

La migración europea

Una vez revisado el éxodo coreano resulta difícil establecer una comparación con Europa que haga justicia al evento vivido en el país asiático. Si bien es cierto que el viejo continente ha tenido que despedirse de algunos jugadores emblemáticos, el número de exportaciones y sus características no justifican la calificación del fenómeno como éxodo.

Migración: 2. f. Desplazamiento geográfico de individuos o grupos, generalmente por causas económicas o sociales.

Real Academia Española

En su lugar, el término ‘migración’ se ajusta a la perfección a la sucesión de movimientos que han tenido lugar en esta pretemporada. Sólo 9 jugadores que competían en la máxima liga continental el pasado verano o habrían competido en ella esta primavera han abandonado la escena. Esta cifra puede variar en función del criterio que se aplique, pero ni siquiera la perspectiva más favorable alcanza una cantidad que justifique la utilización de ‘éxodo’.

La mayoría de los jugadores contabilizados han abandonado la LCS EU en busca de un mejor salario o el estilo de vida americano. Al fin y al cabo Europa, de entre las cuatro grandes, es la región que peores condiciones económicas ofrece a sus jugadores, así que no es de extrañar que muchos de ellos opten por una situación financiera más próspera dada la volubilidad de sus, por lo general, efímeras carreras. Por si fuera poco Norteamérica, la región que más europeos atrae, es una auténtica máquina de generar personalidades mediáticas que suelen beneficiarse de esta popularidad para iniciar una nueva etapa profesional.

Si lo cuantitativo no permite establecer el paralelismo, lo cualitativo termina por descartar la posible equiparación. Mientras que de Corea salieron multitud de jugadores irremplazables, como Choi "DanDy" In-kyu o Cho "Mata" Se-hyeong, sólo Bora “YellOwStaR” Kim, Heo “Huni” Seung-hoon y Henrik “Froggen” Hansen, los dos últimos por fama más que por cuestiones deportivas, representan pérdidas de gran calibre para la liga.

Europa tiene maná de sobra

Pese a que la precisión léxica brillara por su ausencia, es difícil negar la efectividad de la estrategia mediática basada en el éxodo. Apelar al colectivo mediante la evocación del patriotismo es una táctica comunicativa utilizada desde tiempos inmemoriales para generar una dialéctica binaria en la que los individuos aúnan fuerzas con tal de vencer al enemigo común, en este caso los importadores de talento europeo.

Pero bajo esta cuestión en apariencia semántica subyace una problemática mucho mayor. No sólo no es bueno forzar narrativas, sino que en este caso es innecesario. Europa, como región, es mucho más potente a día de hoy que el año pasado. La pérdida del Fnatic del 18-0 se compensa con una liga mucho más equilibrada, en la que al menos cuatro equipos parecen serios candidatos al título y la diferencia entre los contendientes ha disminuido respecto a ediciones anteriores.

kaSing Vitality

kaSing optó por permanecer en Europa en lugar de jugar para TSM

Esto es posible gracias a la convergencia de diversos factores, entre ellos el siempre incipiente talento europeo, el rechazo de ofertas extranjeras por parte de jugadores como Konstantinos “FORG1VENGRE” Tzortziou o Raymond “kaSing” Tsang y la sustitución de organizaciones históricas pero obsoletas, como Gambit Gaming, por otras nuevas con hambre de victoria, como Team Vitality.

En definitiva, los aficionados europeos no han de caer en la trampa de lamentarse por el falso éxodo. La LCS EU tiene más maná que nunca para afrontar la temporada con la intención de sobrepasar, por altos que parezcan, los límites fijados en 2015.

El montaje del encabezado corresponde a Pablo “Arion” García.