Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
Vídeo

Legends Rising: Smeb

Durante algún tiempo, Smeb pasó inadvertido, pero ahora es una pieza clave en ROX Tigers y una de las principales razones por las que este equipo aspira a llegar a lo más alto este año. Después de quedarse a las puertas en la final del Campeonato Mundial 2015, el desafío está claro. ¿Podrá impulsar a su equipo hasta la cima del League of Legends competitivo y convertirlo en uno de los mejores del mundo? Legends Rising vuelve el 7 de septiembre.

En un universo alternativo, la liebre gana la carrera. Se sienta cómodamente en un trono y espera a que la tortuga llegue a la línea de meta. Y en ese universo alternativo, ¿quién si no Lee ''Faker'' Sang-hyeok podría ser la liebre? ¿Y quién si no Song ''Smeb'' Kyung-ho podría ser la tortuga?

Quizás ya nos encontremos en ese universo. Aunque ambos pueden jactarse de estar entre los mejores del mundo, solo uno de ellos puede presumir de haber ganado dos Campeonatos Mundiales. Solo uno de ellos es el dios indiscutible de League of Legends. Pocos jugadores, si es que hay alguno, han despertado tanto respeto como Faker antes de convertirse en profesional. Pero lo cierto es que superó estas expectativas con un juego sensacional desde el primer momento.

Smeb, en cambio, ha vivido un ascenso hacia la cima lleno de contratiempos y, de hecho, increíblemente lento. Junto a su compañero de equipo actual, Lee ''Kuro'' Seo-haeng, y Kim ''Reignover'' Ui-jin de Immortals, formó parte del ya infame escuadrón ''Incredible Failures'' que parecía apegado a los últimos puestos de la LCK. La mayor parte del tiempo resultaban prácticamente irrelevantes. Nadie esperaba que fuesen estrellas.

A Smeb llegaron a definirlo como el peor jugador de la calle superior de Corea. ''En aquel momento'', dice Smeb, ''esas afirmaciones eran ciertas''.

Smeb

Corea es famosa por producir los mejores talentos del mundo, pero entre todos ellos, las superestrellas de la calle superior son las que más destacan con respecto a sus equivalentes internacionales. En ese sentido, el discutible título de Smeb era especialmente llamativo, pero al mismo tiempo sirve para resaltar lo asombroso de su transformación, porque desde entonces ha sido nombrado MVP de la LCK en varias ocasiones consecutivas.

Su suerte cambió con la fundación de los Tigers, a comienzos de la temporada de 2014. Tuvieron éxito inmediato en su región, pero SKTelecom T1 se convirtió en su pesadilla en los momentos decisivos. En la final del split de primavera de 2015, su derrota no fue una sorpresa, ya que, a pesar de sus resultados, seguían siendo un equipo nuevo. Después, en el Mundial, ni siquiera se esperaba que llegasen a la final.

Pero usaron las críticas como combustible. Smeb confirmó su estatus como uno de los mejores del mundo en la calle superior llevando a los Tigers hasta la final. Pero la etiqueta de perdedores rondaba constantemente sus pensamientos. ''Pensábamos que, aunque perdiésemos, no pasaba nada'' dice Smeb, ''Estábamos catalogados como un equipo de segunda, porque ninguno de nuestros miembros estaba en el top 20 del Mundial''. Así que cuando se vieron a sí mismos ante SKT, a unas victorias de distancia de afianzar su legado, se quedaron mirando sin más.

Smeb2

Los Tigers no están tan acostumbrados a ese escenario como SKT, un equipo que ha conquistado numerosos títulos en el mundo de los esports. A pesar de sus éxitos, han pasado por cuatro patrocinadores diferentes. Incluso hubo momentos, el año pasado, en que Smeb y sus compañeros tuvieron que preocuparse por su financiación e ingresos mientras salían a combatir a la Grieta.

Pero juntos lo superaron lo mejor posible. Según Smeb, para ellos es importante seguir siendo ''un equipo que juega para divertirse''.

''Soy el tipo de persona que bromea con el equipo. Siempre les digo que soy el mejor, voy por ahí diciendo cosas así'', afirma. ''Pero la verdad es que pasan mucho de mí''.

Puede que sean las únicas personas del mundo que pasan de él, porque los Tigers serán uno de los favoritos para conseguir la Copa del Invocador en el torneo de este año. Son los reyes de la perseverancia que aparecen en todos los cuentos de hadas, el tipo de gente que nos hace creer en la tortuga.

Pero como el resto del mundo, todas sus miradas están puestas en la misma meta. A pesar de que se podría decir que en los dos últimos años han sido el segundo mejor equipo del mundo (y a veces el mejor), no cuentan casi con títulos que lo acrediten. Han estado tanto tiempo tras la sombra de SKT que casi no les ha dado la luz del sol. Puede que esta sea la oportunidad de que Smeb abandone esa sombra y deje atrás de una vez sus humildes inicios.