Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
Alzando la bandera en Nueva York: Samsung Galaxy contra H2K
Campeonato Mundial

Alzando la bandera en Nueva York: Samsung Galaxy contra H2K

Nueva York vivirá las últimas esperanzas de los aficionados occidentales contra la tercera potencia coreana.

El número siete es sinónimo de suerte, magia y misticismo en muchas culturas europeas. Pitágoras, filósofo de la antigüedad, lo consideraba el número perfecto. Más de dos mil años más tarde, otro griego está a un paso de superar esa cifra en la cantidad de victorias seguidas de un Campeonato Mundial, pero su rival coreano tiene el mismo objetivo en su punto de mira.

La racha ha de acabar: Samsung Galaxy y H2K se encuentran en una situación impensable a principio de temporada, a un sólo paso de la gloria absoluta. Para los coreanos, de carne de descenso a retomar desde la jungla el puesto que Kang “Ambition” Chanyong merece en el imaginario del espectador de League of Legends en la calle central. Para los europeos, de ser vencidos constantemente fuera de la fase regular a representar el último bastión occidental ante las miradas esperanzadas del público norteamericano.

Seguridad coreana

Samsung Galaxy llegó de forma inesperada al Campeonato Mundial tras vencer a KT Rolster, pero a estas alturas no es un desconocido para nadie. Posiblemente, ha tenido las partidas más limpias entre todos los equipos y es el que menos dudas ha generado. Fue sorprendido una sóla vez en la fase de grupos contra Team SoloMid, pero se supo adaptar en la segunda semana y demostrar que sólo había sido un desliz.

Desde la calle superior hasta la inferior, la superioridad mecánica ha sido indiscutible por parte de unos jugadores de los que muchos dudaron. Y no fue precisamente fácil, puesto que tanto con Cloud 9 como con Royal Never Give Up, sus rivales no contaban de miembros precisamente sencillos. Lee “Cuvee” Sungjin, Park “Ruler” Jaehyeok y Jo “CoreJJ” Yongin han mejorado mucho desde que fueran polvo de futuras estrellas.

1

CoreJJ ha conseguido la titularidad definitiva gracias a sus actuaciones individuales

Si algo no se trajo CoreJJ de norteamérica fue la decisión alocada de tomar el Baron Nashor en momentos inesperados. Samsung Galaxy es el maestro del Campeonato Mundial en esta faceta, consigue el primero, el último, y cualquiera que se proponga. Su capacidad para rodear con visión y controlar las entradas a la zona es una de las mejores bazas para poder ganar una serie.

Samsung Galaxy se trata del mejor equipo estadísticamente en transicionar de una actuación humilde al principio de partida a una victoria contundente al final. Una buena metáfora de la trayectoria de Corea a lo largo de los años de la escena competitiva, que comenzó con quedarse a un paso de la gloria con Azubu Frost a dominar en todos los Campeonatos Mundiales desde la tercera temporada.

Nadie contaba con ellos

¡Todos a bordo del tren de H2K! Si llegas tarde, te lo pierdes. Muchos no se subieron en la primera parada, pero en la segunda aparecieron más y más aficionados que se dieron cuenta de que las esperanzas residían en aquel que nadie confiaba. Algunas voces llegaban desde Corea que los jugadores europeos eran mejores de lo que la gente se pensaba, pero el escepticismo todavía se mantiene en la actualidad.

Es un hecho: H2K es el mejor equipo a principio de partida. Quizás, porque nadie ha sabido castigar los movimientos agresivos desde la jungla por parte de Marcin “Jankos” Jankowski , que sigue siendo el rey de la primera sangre. Quizás, porque sólo un jugador ha estado al nivel de Andrei “Odoamne” Pascu en todos los partidos que han jugado los europeos. Quizás, porque en el fondo son mejores de lo que se esperaba.

2

La presión de H2K al principio de partida se debe principalmente a la figura de Jankos

Donde no hay dudas es en que mientras que otros han decepcionado, los jugadores de H2K hicieron todo lo contrario. Se han adaptado al metajuego actual a la perfección para poder potenciar la toma de objetivos y acelerar las partidas. A veces dudan a la hora de finalizar las partidas a partir del minuto 20, pero para ello primero se ha de llegar con ventaja a esta fase de la partida.

Lo que han conseguido estos jugadores sólo lo pueden decir unos pocos equipos europeos y ningún equipo norteamericano. Sea como fuere, todos confían en H2K. No han demostrado razones para no hacerlo y en el fondo muchos quieren creer que la barrera coreana todavía es destructible. Aunque no ganaran el mundial, una victoria europea podría ser un golpe de moral global para todas las regiones.

El duelo: Crown contra Ryu

Ryu salió de Corea por la puerta de atrás desde la jungla, cargado de guardianes de visión. Su carrera hasta la fecha era vista por aficionados occidentales como aquel medio que perdió la vida en el uno contra uno más famoso de la historia del League of Legends. Para un jugador que lleva jugando desde 2012, su temple y paciencia le otorga a H2K algo que Samsung Galaxy llevó a la jungla: veteranía.

Yoo “Ryu” Sang Wook está jugando a la perfección el control de zona tan necesario en este Campeonato Mundial. Igual que puede ser útil con Vladimir, puede asesinar con Cassiopeia. El medio no duda en sus movimientos y se le nota más confiado que nunca en su equipo para arriesgarse y así no ceder ningún súbdito a su rival. La presión que genera sobre su contrincante recuerda a la Ahri que popularizó en su llegada a Europa.

Delante tendrá a un jugador que llegó a pasar por Brasil antes de brillar en Samsung Galaxy. No tuvo un buen primer año, pero su racha de ocho victorias seguidas en las que demostró a toda Corea ser un Viktor espectacular lo llevó a las más altas valoraciones de los analistas.

Estilísticamente ambos jugadores son muy parecidos, pero se podría decir que Lee “Crown” Minho tiene más control sobre el tempo de la partida que su rival. Es difícil que algo pille desprevenido al medio de Samsung Galaxy, que suele aportar un daño insano en las batallas grupales gracias a su posicionamiento. Su polivalencia también le permite adaptarse a las necesidades del conjunto en un jugador llamado a liderar la calle central en casi cualquier enfrentamiento.

3

El pasado y el presente de Corea se verán las caras en la calle central.

Samsung Galaxy intentará repetir una final coreana por segundo año consecutivo mientras que H2K buscará el honor de ser el primer equipo occidental en dar la sorpresa después de tantos años. Una semifinal a la altura del Madison Square Garden que se podrá visualizar por http://watch.euw.lolesports.com/es_ES.

El contenido visual del artículo ha sido realizado por Alex “Aerelia” Lemos.