Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
Campeonato Mundial

Bangkok Titans: los reyes de Tailandia

Impredecibles, caóticos y, sobre todo, muy divertidos. Así son los titanes de Bangkok, el equipo que se ha alzado en el Sudeste Asiático ante la reestructuración de sus rivales y la competición

Aunque pueda parecer impensable en el circuito profesional, donde se supone que los equipos desarrollan estrategias elaboradas en función de sus fortalezas como mecanismo que propicie el éxito, hay escuadras que deciden entregarse en cuerpo y alma a la anarquía y hacer de ella su principal herramienta para acumular victorias.

Una de esas organizaciones es Bangkok Titans, que no sólo recibe con los brazos abiertos cualquier batalla posible en la Grieta del Invocador sino que estimula la propagación del caos para arrastrar a sus enemigos hacia su terreno y salir airoso.

Confinados durante años, como si de la prisión del Tártaro se tratase, en una competición plagada de equipos de diferente procedencia, los titanes de Bangkok han quedado liberados este año de sus grilletes y escalado el Doi Inthanon hasta situarse en la cima del mundo junto a los mejores equipos del planeta.

Divide y vencerás

Bangkok Titans es la organización más laureada de la historia de Tailandia, pero su impresionante registro local no siempre ha acompañado a los resultados obtenidos en la Garena Premier League. Partícipes de esta competición desde su génesis, los titanes necesitaron 32 partidas para conocer la victoria en una temporada en la que Taipei Assassins dominó la liga con un prodigioso récord de 38-2 que se tradujo en la Copa del Invocador meses más tarde.

Sin embargo, la organización dominaba en su país de origen. BKT se hizo con la primera edición de la LCS tailandesa al batir a Flashdive, conjunto que le había vencido en la fase regular y que contaba entre sus filas con Chayut ‘007x’ Suebka, Nuttapong ‘G4’ Menkasikan y Juckkirsts ‘Lloyd’ Kongubon. El triunfo le garantizó un puesto en el regional del Sudeste Asiático pero Mineski, el representante de la región en el Campeonato Mundial 2013, les alejó del torneo internacional.

seaside_titans

Bangkok Titans

El estado de forma del equipo no se trasladó al Thailand Grand Championship 2013, en el que MiTH Flashdive se cobró su venganza por lo sucedido en la LCS. Esta dolorosa derrota llevó a los titanes a reforzar su alineación mediante la adquisición de jugadores de sus mayores oponentes. Así, Bangkok Titans comenzó a desmembrar a MiTH Flashdive y Blackbean al atraer a Lloyd y Pawat ‘Warl0ck’ Ampaporn para la temporada tailandesa de invierno y eliminó por completo a la competencia al hacerse con 007x y G4 de cara al siguiente Split.

Desde entonces los titanes han establecido su hegemonía en Tailandia al claudicar únicamente en cinco partidas durante seis campeonatos. La acumulación de talento les permitió incluso abandonar la parte baja de la tabla en la GPL y acceder a los Playoffs de verano de 2014, pero no fue hasta la reestructuración de las competiciones del Sudeste Asiático, que tuvo lugar este año, cuando Bangkok Titans pudo destacar.

La creación de la League of Legends Master Series eliminó de la GPL a los equipos de Taiwán, Hong Kong y Macau, los más potentes del circuito. Sin embargo, la gloria no llegó de manera inmediata. Saigon Fantastic Five le arrebató la medalla de oro en primavera y los titanes se quedaron sin participar en el Mid-Season Invitational al perder contra Beşiktaş e-Sports Club en la fase eliminatoria en el Torneo Internacional por Invitación.

gpl_1

Bangkok Titans campeones del sudeste asiático

Fue en verano cuando Bangkok Titans consiguió asentarse en la cima de la GPL al vencer en los Playoffs a Saigon Jokers y conseguir el pase al Torneo Internacional por Invitación de Turquía en las finales regionales, en las que volvieron a derrotar a Saigon Jokers.

“Hemos estado entrenando mucho y nuestro único objetivo es conseguir una plaza en el mundial”

AKARAWAT ‘CABBAGE’ WANGSAWAT

No partían como favoritos en un campeonato en el que Dark Passage y The Chiefs e-Sports Club copaban las apuestas, pero los titanes lograron clasificarse para la final al gozar de un registro favorable contra el equipo turco y se hizo con el billete hacia el Campeonato Mundial 2015 al sacar de quicio a los australianos, que no pudieron aplicar su superioridad estratégica.

Un baño de sangre

No hay mejor manera de describir el estilo de juego de Bangkok Titans que con la expresión “golpea primero y pregunta después”. Mientras que otros equipos calculan al detalle los riesgos implícitos en la iniciación de una reyerta, los titanes hacen del caos su elemento para extraer ventaja gracias al factor sorpresa.

Esta estrategia resulta efectiva en un entorno en el que Bangkok Titans presenta un nivel superior o parecido al de sus rivales, pues las carencias estratégicas quedan cubiertas por la anarquía que reina en la Grieta del Invocador cuando los tailandeses hacen de las suyas. Aun así, en ocasiones la situación se les va de las manos y se ven perjudicados por su propio descontrol unidimensional.

A pesar de esta vorágine de violencia, Bangkok Titans es capaz de mantener una serie de patrones en su planteamiento. G4 es la estrella de la alineación y el equipo juega en torno a la pericia mecánica del mid, que acostumbra a ganar por sí solo la calle central para atraer a posteriori la atención del jungla rival y generar desequilibrios en el mapa. El tailandés tiene predilección por asesinos como Zed, campeón con el que presenta unos registros impresionantes a lo largo de su carrera, aunque también se encuentra cómodo con magos de control.

g4

Sorawat 'Moss' Boonphrom

El único que aporta un atisbo de lógica a la escuadra es Sorawat ‘Moss’ Boonphrom, el último en incorporarse a la alineación. El apoyo, que llegó tras el segundo puesto en primavera de este año, añadió liderazgo a la plantilla en un fallido intento de restaurar el orden y algunas elecciones impredecibles como Gragas.

Bajo el peso del atlas

La historia de los titanes, al igual que en la mitología griega, presenta un trágico final. Emparejados con dos “dioses” del Campeonato Mundial 2015, SK Telecom T1 y Edward Gaming, no cabe duda de que el resultado de la titanomaquia será el mismo que en las historias de los antiguos.

Sus opciones no son claras ni siquiera contra H2K, el tercer equipo en discordia del grupo, ya que la maestría estratégica de los europeos debería contrarrestar el caos propuesto por los titanes. Para más inri, todos los contendientes del grupo C cuentan en su plantilla con jugadores de talla mundial en la calle central, por lo que a lo máximo a lo que G4 aspira es a extraer valiosas lecciones de sus duelos contra Lee ‘Faker’ Sang-hyeok, Heo ‘PawN’ Won-seok y Yoo ‘Ryu’ Sang-ook.

Aunque el peso del planeta sea demasiado para los titanes de Bangkok la mera participación en el Campeonato Mundial 2015 supone un hito para los tailandeses, que con suerte harán despegar definitivamente el ámbito competitivo de League of Legends en su país de origen.