Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
LCS

Bienvenido a casa, Yellowstar

Ningún jugador europeo ha tenido una trayectoria como la suya. Participante en los cinco campeonatos mundiales y finalista en todos los Splits de LCS, Bora “Yellowstar” Kim es una leyenda viva de Europa.

Escuchad a Bora

Con esa orden de Luis “Deilor” Sevilla comenzaba para Fnatic el Split de verano de LCS EU de 2015. “Solo escuchadlo, él será capaz de llevar al equipo”. Eran las instrucciones del entrenador del conjunto que rompería varios récords de la LCS en aquella temporada del ya mítico 18-0.

Yellowstar era el capitán en el que todos se apoyaban: el guía de los recién llegados a Occidente Heo "Huni" Seung-hoon y Kim "Reignover" Yeu-jin; el compañero y amigo que buscaba Martin “Rekkles” Larsson tras su paso por Elements; y el líder para el joven talento Fabian “Febiven” Diepstraten. Yellowstar fue el cimiento del equipo LCS más glorioso hasta la fecha.

Yellowstar sumó su quinto trofeo europeo tras una temporada impecable.

Yellowstar sumó su quinto trofeo europeo tras una temporada impecable.

Nacido en Francia, Yellowstar empezó a jugar a videojuegos desde pequeño en una familia que pasó por muchas adversidades antes de llegar a Europa. Sus padres tuvieron que huir del régimen maoísta de los Jemeres Rojos, un genocidio que se cobró la vida de cientos de miles de personas en Camboya, su país natal.

“No conocí el amor de mis padres, pero desde que llegué a Francia he estado trabajando duro para proporcionar de todo a mi familia e intento hacerlo lo mejor posible para criar a mis hijos”, comentaba el padre de Yellowstar. “He dado todo mi amor a mis hijos, el amor que no pude experimentar yo”.

Compaginando a la vez los estudios con una pasión por la competición en los videojuegos, el francés ha sido espectador y protagonista del colosal crecimiento de los esports. Antes había sido campeón de Francia en Warcraft 3 con 17 años, así que cuando decidió ponerse a jugar a League of Legends, Yellowstar no tardó en estar entre los mejores jugadores del servidor europeo jugando sobre todo Twitch. Desde 2010 en la competición, el por entonces tirador francés llevó a Against All Authority a conseguir el segundo puesto en el primer Campeonato Mundial de League of Legends.

Desde entonces siempre ha tenido una cita con el Campeonato Mundial. Pasó por clubes tan prestigiosos como Millenium y SK Gaming, pero donde realmente se encontró como en casa fue en Fnatic. Entró a formar parte de la organización británica de cara al comienzo de la LCS. Juntos, Fnatic y Yellowstar sumaron 5 títulos de la LCS EU y un segundo puesto. Juntos, ganaron 166 partidas de las 251 que disputaron en competiciones de Riot Games. Una relación exitosa que acabó la pasada pretemporada. Yellowstar, en busca de nuevas experiencias, fichó por Team SoloMid.

Paréntesis americano

Yellowstar cruzó el Atlántico tras conquistar varias veces Europa en sus más de 5 años como jugador profesional. El proyecto de Team SoloMid captó su atención para formar un grupo repleto de talento. Su misión: aportar al equipo la experiencia de un ganador y semifinalista de Campeonato Mundial tanto fuera como dentro de la grieta. Nueva región, nuevo equipo, nueva competición. Yellowstar tenía un reto ante sí mayor que el de hace un año, cuando formó un equipo histórico. Otra vez tenía que volver a unir a un grupo para jugar como uno pero, al mismo tiempo, él debía adaptarse a una vida nueva.

Todavía se hace raro ver a Yellowstar con una camiseta que no es la de Fnatic.

Todavía se hace raro ver a Yellowstar con una camiseta que no es la de Fnatic.

Los resultados no terminaron de acompañar. El equipo americano tenía partidas buenas, pero una inconsistencia tremenda que se reflejó todavía más en el IEM World Championship de Katowice, donde dejaron actuaciones para el olvido con un Yellowstar muy discreto. Al finalizar la fase regular de LCS NA, Team SoloMid ocupaba la plaza número seis con un récord de nueve victorias y nueve derrotas, el peor resultado en una competición regional de su historia.

A pesar de la mala posición en la fase regular, tras unas semanas de parón y la llegada de los mejores de cinco, el equipo dio la cara y se hizo con una segunda plaza muy ajustada contra el eterno rival CLG. Yellowstar no se sintió cómodo en ningún momento, y tanto equipo como jugador llegaron a la conclusión de que lo mejor para ambas partes era separar sus caminos.

El hijo pródigo

En ningún momento dudó, y eligió volver a casa.

En ningún momento dudó, y eligió volver a casa.

Yellowstar no tenía equipo para el Split de verano de LCS. Fnatic no tenía un jugador de apoyo de garantías. La decisión del francés y la organización era más que obvia, y el antiguo capitán ha vuelto a ocupar la posición de apoyo en el equipo en el que ha dado sus mejores años de juego. Sin problemas de adaptación, Yellowstar es conocedor de la presión que tiene sobre sus hombros, la ha sentido durante años y siempre ha trabajado duro para brindar victorias a sus seguidores.

Los resultados no han tardado en llegar y, en la primera semana de LCS EU, Fnatic ha conseguido una victoria y un empate. Lejos del nivel de 2015 todavía, el equipo transmite buenas sensaciones y una capacidad individual excelente. En cuanto a nuestro protagonista, desde su primer encuentro en este Split, ante Giants Gaming, dejó claro que ha vuelto para volver a reinar al conseguir ser el jugador de la partida. Además, Yellowstar lidera la competición en asistencias y es el segundo jugador de apoyo en la liga con mayor A/M/A.

De la misma manera que Rekkles hace un año, el apoyo francés valora su experiencia fuera de Fnatic de forma positiva. Puede que su habilidad no haya crecido, pero ha ganado en perspectiva para seguir ayudando a su equipo dentro, pero sobre todo fuera de la Grieta del Invocador. A corto plazo, Yellowstar debe seguir puliendo los errores y ayudar a sus compañeros para estar lo más arriba posible en la clasificación. A largo plazo, alzarse como campeón de la LCS EU una vez más es el objetivo del jugador francés, pero siempre le va a quedar su gran meta desde que se hizo jugador profesional: el Campeonato Mundial.

“Si alguna vez gano un Campeonato Mundial, demostrará a mi padre que esto es lo que he hecho, esto es lo que he logrado, y entonces se sentirá todavía más orgulloso.”

Bora "Yellowstar" Kim