Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
Campeonato Mundial

Desafío al campeón

No es la final soñada. Ninguno de los dos equipos está aquí para crear estilo o ganar seguidores. Decidieron hace tiempo que su objetivo era ser los mejores. SKT lleva años en esto, Samsung acaba de empezar, pero ambos protagonizan un día para soñar.

A veces el destino es caprichoso. Samsung Galaxy, equipo que ni se esperaba estar en el torneo, que ni siquiera estuvo en los playoffs del Split de primavera de la LCK, ha llegado a la final del Campeonato Mundial. En parte le ha sonreído la fortuna. Las eliminatorias han sido un mero trámite y una vez dejó de hacer cosas raras pasó sin apuros por el grupo de la muerte. Aunque también tiene derecho a aspirar a todo. Sorprendió su victoria contra KT Rolster en las regionales coreanas, y ha sido el equipo con el juego más limpio durante todo el torneo.

Se tendrá que medir a SK Telecom T1. El equipo liderado un año más por Lee “Faker” Sang-hyeok ha conseguido llegar por tercera vez a su cita con la gloria. No partía como claro favorito en el torneo. La ajustada derrota contra KT Rolster en los playoffs de la LCK sirvió como punto de partida para sembrar dudas sobre esta alineación, demasiadas. Pero SKT es el mejor equipo de la historia. Quizás no el más dominador teniendo a Samsung White en la memoria, pero sí que, por la autoridad de sus resultados y palmarés, este equipo parece imbatible en una serie al mejor de cinco. Si el actual campeón coreano ROX Tigers no pudo, ¿por qué debería Samsung?

“Samsung supera obstáculos con una ética de trabajo incomparable a la de cualquier otro equipo”

Lee Ji-hoon, entrenador de KT Rolster

Resulta complicado pensar en la victoria de Samsung con el nivel que ha mostrado SKT. Y ahí reside una baza entre los dos finalistas. ¿Cuántas de sus cartas descubrieron SKT y ROX antes de enfrentarse en semifinales? Ninguna, ambos equipos sorprendieron al mundo con una eliminatoria de gran nivel en la que enseñaron varios planes con una adaptación excelente. Como si las semanas anteriores no hubieran sido más que un trámite.

Como lo lleva siendo todo el Campeonato Mundial para Samsung. Utilizaron también a Miss Fortune, pero en ningún momento sacaron ningún as de la manga. Llegaron y ganaron, nada más. El citado entrenador de KT Rolster no esperaba a Skarner en la eliminatoria que le costó su no presencia en este torneo. De la misma manera que nadie esperaba a Zyra, y ha sido una elección que ha marcado este Campeonato Mundial. Samsung tiene más recursos y todavía no hemos visto nada.

“Hay alguna cosa especial preparada, así que creo que tenemos una buena oportunidad.”

Jo"CoreJJ" Yong-in

Pero SKT es SKT. Su plan A funciona, y cuando deja de hacerlo saca el plan B. Es un equipo que a pesar de tener fuertes líneas se llega a sentir cómodo jugando por detrás, forzando las ofensivas rivales para contraatacar y castigar. Y si las cosas no funcionan siempre puede aparecer Faker. Con tanta calidad como el primer día, pero con más cabeza. Lo mismo se puede decir de casi cualquier otro jugador de la alineación, hasta Bae "Bengi" Seong-woong apareció en la semifinal para conducir a su equipo a la victoria. SKT es un coloso inexpugnable.

Samsung

La inexperiencia en series al mejor de cinco y grandes eventos, otra problema que Samsung debe afrontar

Imprescindible CuVee

Lleva en el proyecto desde el principio. Es el único jugador que se ha mantenido en la alineación desde que Samsung comenzara su reinvención. Ambos han crecido a la par hasta llegar a lo más alto, pero queda lo más difícil. Lee "CuVee" Seong-jin es el eje del juego de Samsung. Su presión lejos del equipo permite a este conseguir visión y objetivos. Además, ha explotado en el uno contra uno. Hasta la final suma 15 asesinatos en esta faceta, doblando al segundo.

Lo de conseguir asesinatos uno contra uno no es solo de este Campeonato Mundial, ya en las finales regionales acabó con Kim “Ssumday” Chan-ho, considerado uno de los mejores tops del mundo, en repetidas ocasiones. Las opciones de Samsung crecerán si CuVee aparece. Y decaerán si Lee “Duke” Ho-seong se mantiene tan firme como hasta ahora. En el balance de las eliminatorias ha salido perdiendo. Pero si CuVee representa a Samsung a la perfección, lo mismo se puede decir de Duke. Puede jugar por detrás, pero nunca va a perder el control de la partida. Su utilidad gracias a un gran repertorio de campeones deja libre al jungla para centrarse en la calle central, hogar del genio. 

Faker

Tres años después, Faker vuelve al Staples Center de Los Angeles para conquistar un nuevo título.

¿Quién para a Faker?

Varias veces se ha dudado del rendimiento del mejor jugador de la historia en los últimos dos años. Incluso este año ha visto como Song "Smeb" Kyung-ho ocupaba el número uno en las listas de los mejores jugadores. Tras su enfrentamiento en semifinales sería un error volver a colocar al mid en segundo lugar. Su actuación fue determinante para que todo su equipo jugara más cómodo. Presionó hasta lo imposible la calle central, dejó en bandeja de plata a sus rivales para que Bengi los rematara, y fue una amenaza constante con Orianna. También sacó Zilean y supo jugar con el equipo cuando hizo falta cambiar de estilo, sin perder la presión de medio. El término repertorio de campeones no va con él. “En la calle central se puede jugar de todo”. ¿Quién lo para?

Lee “Crown” Min-ho es el candidato, y está en el mejor momento de su carrera. Durante el torneo ha continuado su excelente progresión, pasando en apenas dos años de quedar cuarto en la liga brasileña a llegar a la final del Campeonato Mundial. Sus mecánicas en línea y la compenetración con Kang "Ambition" Chan-yong lo avalan, ya lo sufrió Ryu. Si SKT deja abierto a Viktor lo jugará, ha sido prioridad durante todo el año y en un momento tan importante como una final hay que aferrarse a la confianza en uno mismo. Más allá de Viktor se abre un abanico de posibilidades. Crown ha mejorado en los últimos tiempos su repertorio de campeones y ya en las regionales realizó siete selecciones diferentes en nueve partidos. Campeones con presión en línea y presencia en peleas grupales, como Viktor, Cassiopeia o Ryze serán sus armas contra el todopoderoso Faker.

Un día para soñar. La Copa del Invocador busca dueño. ¿Será nuevo o seguirá en manos de SK Telecom T1?

La fiesta del método

Con independencia de las individualidades, este duelo privilegiará las decisiones estratégicas por encima de todo. Los dos equipos necesitan jugar con la presión en las líneas exteriores y efectuar movimientos por dos motivos: controlar el tempo del partido y ganar terreno al rival. A partir de ahí las luchas por los objetivos neutrales como el Baron Nashor o los dragones elementales serán el foco de las peleas. Precedidas siempre de una tensión increíble que mantendrá al espectador pegado a la pantalla. Estamos ante un partido de minimapa y de zoom en la cámara de los objetivos. Una lección estratégica de lo que se puede hacer en este juego con coordinación y trabajo al máximo nivel. Solo queda disfrutar y esperar que ambos equipos estén a la altura de su trayectoria. La historia se escribe en las próximas horas.