Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
División de Honor

G2 Vodafone domina España

El 26J ha dictaminado sentencia: G2 Vodafone se ha proclamado campeón de la décima Final Cup que ha batido récords de todo tipo, encandilando a un público que vibró con los partidos.

El equipo de los samuráis ha culminado la temporada de la mejor forma posible: alzándose campeones en Madrid ante un público que abarrotó el escenario creado para la ocasión. El camino para llegar hasta aquí ha sido largo y duro, pero la escuadra liderada por Lucas Rojo ha conseguido el objetivo de convertirse en la mejor de España.

El equipo creado por Carlos “ocelote” Rodríguez comenzó la temporada con un proyecto ilusionante y cargado de ambición para establecerse como la escuadra referencia de España. Para ello, no dudó en dotar de todos los recursos que fueran necesarios al equipo, convirtiéndose en pioneros y traspasando fronteras hasta ahora nunca conocidas en la liga nacional. Respaldados por una gran maquinaria mediática, el equipo ha afrontado numerosas dificultades y críticas que han silenciado tras este fin de semana.

Con un comienzo de temporada irregular, marcado especialmente por la incapacidad de cosechar victorias, el equipo consiguió refinar su juego y mejorar como grupo, transformándose en una máquina imparable que no perdió ninguna serie en fase regular

Guillermo “Sou” Velasco y Rosendo “Send0o” Fuentes entrando al escenario de la Final Cup

Guillermo “Sou” Velasco y Rosendo “Send0o” Fuentes entrando al escenario de la Final Cup

Con la mirada puesta en el salto a Challenger Series, la escuadra tenía fijada la segunda división europea en el punto de mira desde el comienzo de su andadura. Tras los buenos resultados en liga, las esperanzas situaban al equipo en lo más alto de las predicciones. Todo ello sólo condujo a que el varapalo sufrido posteriormente fuera mayor: G2 Vodafone quedó apeado del clasificatorio europeo a Challenger Series a la primera de cambio, sufriendo un duro revés en sus aspiraciones. Los problemas para los pupilos de Lucas Rojo no acabaron ahí. En la Copa El Corte Inglés, quedaron eliminados en semifinales contra Baskonia eSports. Con el exigente horario de trabajo del programa televisivo del equipo, Gamers, y la dificultad para encontrar las suficientes horas de entreno, el equipo decidió centrar su atención y recursos en la Final Cup, dando como resultado un nuevo tropiezo fuera de competición regular.

Con la trayectoria del equipo teñida por luces y sombras, llegaron a Gamergy dispuestos a demostrar que eran uno de los claros favoritos y que su hambre sería el principal arma para silenciar las voces detractoras.

EL JUICIO FINAL

El sábado 25 de junio dio comienzo el torneo que reunió a los ocho equipos de la División de Honor. Todo el trabajo y esfuerzo realizado tras cuatro meses de competición, tuvo su punto y final en apenas dos días. A priori, el torneo se antojaba bastante igualado dado el nivel de los equipos y con varios candidatos para ganar el título. Nadie quedó indiferente y las predicciones se quedaron cortas para lo que se vivió en la décima edición de la Final Cup.

Espectacular imagen del Asus Intel Stadium creado para la ocasión

Espectacular imagen del Asus Intel Stadium creado para la ocasión

El primer rival que se encontró en el camino G2 Vodafone fue Dimegio Club. La eliminatoria se planteó desigual y la serie fue resuelta sin muchas complicaciones por el equipo de los samuráis. Pero la primera prueba de fuego llegó en semifinales: Giants Only The Brave, campeón de la anterior Final Cup y actual de la Copa. La serie no defraudó y se vivieron partidos muy igualados, que tuvo resolverse en el tercer y último encuentro que selló el pase a la final de G2 Vodafone.

Por otra parte y esperando a los samuráis, aguardaba en la final ASUS ROG Army. El equipo de la marca tecnológica hizo un torneo espectacular, que desbancó a KIYF Logitech y Baskonia eSports sin ceder un solo mapa por el camino. La escuadra, tras una temporada irregular en la que una mala racha lo alejó de la primera posición, llegó concentrado al torneo con ganas de acallar a todas aquellas voces que los calificaron de ser un equipo meramente mediático. ASUS renació y quiso demostrar que no había llegado hasta aquí solamente por su popularidad.

A las 17:00 del domingo comenzó la final al mejor de cinco partidos en una serie de proporciones bíblicas. Nadie en el estadio llegó siquiera a imaginar lo que se iba a vivir en las siguientes horas.

El respeto que impuso el recinto con más de 2.000 espectadores y los nervios de la gran final, se hicieron visibles en el primer enfrentamiento. Ambos equipos jugaron sus cartas con sumo cuidado y sin realizar movimientos arriesgados, sabedores de que la cita de esa tarde haría historia. Gracias a las iniciaciones de Rosendo “Send0o” Fuentes con Maokai y el apoyo incondicional de Jesús “Falco” Pérez con Bardo, Guillermo “Sou” Velasco brilló con luz propia con su legendario Lucian. La primera victoria cayó del lado de los de ocelote, que rompieron la imbatibilidad de ASUS hasta ese momento en el torneo.

Falco resultó determinante con jugadas increíbles

Falco resultó determinante con jugadas increíbles

Lejos de amilanarse y asumir el rol de cenicienta en esta eliminatoria, el gigante tecnológico renació de entre sus cenizas con una composición que previamente había puesto en práctica durante esta Final Cup con buenos resultados. Antonio “ReventXz” Pino, Alan “Econatorz” Hernández y Mario “Motroco” Martínez buscaron continuas iniciaciones con Shen, Hecarim y Ashe respectivamente. Gracias a esto y al gran trabajo colectivo, Sergi “Lvsyan” Madrigal y su Ryze, desmantelaron las defensas de G2 Vodafone poniendo el empate en la serie.

Con la igualdad servida y un público totalmente entregado, se llegó al encuentro que pondría en cabeza y muy cerca del título al equipo que consiguiera hacerse con la victoria. G2 Vodafone brilló y arrasó a ASUS ROG Army gracias a un Falco que hizo gala de una calidad indiscutible con Bardo, su campeón favorito. Junto a Kevin “InKos” Alpire y su Elise, guiaron a sus compañeros que en 29 minutos no dieron respiro alguno a los chicos de Daniel “Ronchas” Huerta.

Con el campeonato en juego, ASUS buscó la heroica y cambió su estilo de juego. Optaron por campeones con un mayor escalado para intentar buscar un terreno más favorable a largo plazo. ReventXz pudo conseguir a Irelia, uno de sus mejores campeones, mientras que Lvsyan dio un recital de como jugar Anivia. La precisión milimétrica de sus Cristalizaciones (W) y sus Destellos Helados (Q), resultaron imparables que consiguieron el tiempo necesario para fraguar la victoria, llevando la final al quinto y último partido.

A estas alturas el público se hallaba enardecido con el espectáculo que estaban presenciando. No cabía un alfiler en el Asus Intel Stadium y más de 26.000 almas vibraban con la final entre estos dos colosos.

El preludio de la última partida no pudo estar más a la altura de las circunstancias. A través del humo surgió la figura de ReventXz rugiendo, con el acompañamiento de más de 2.000 gargantas, el nombre de ASUS. G2 Vodafone no se iba a dejar amilanar. Este era su momento, por el que habían trabajado con tanto esfuerzo a lo largo de la temporada y no iban a sucumbir ante la presión. Send0o invitó a todo el mundo a guardar calma y a esperar acontecimientos. Así comenzó el juicio final.

ReventXz surge a través del humo gritando el nombre de ASUS

ReventXz surge a través del humo gritando el nombre de ASUS

LOS CAMPEONES

Muchas fronteras se traspasaron en esta Final Cup, además de tumbar varios récords. El despliegue realizado ha resultado pionero en una competición nacional, siendo correspondido por un público que abarrotó el estadio, alcanzando una audiencia nunca antes vista en la División de Honor. Ismael “Miniduke” Martínez detalló que “esta Gamergy ha sido la más grande de todas, ha sido magnífica”. El espectáculo estuvo a la altura de lo esperado.

Por otra parte, la pareja formada por Sou y Falco, consiguieron, tras dos finales, alzarse con el título de la Final Cup. Nunca antes un ganador del MVP de la fase regular, en este caso el apoyo de G2 Vodafone, había ganado el máximo trofeo nacional. “Quitarse un gran peso de encima, la verdad ha costado muchísimo y ASUS ha peleado muchísimo. No me lo esperaba para nada”, respondía Falco sobre su percepción acerca de la final y la maldición que le perseguía. “Pensábamos que íbamos a ganar fácil, realmente por así decirlo, por el nivel que habían dado en la liga. Estamos muy alegres”, exclamó Sou que se hallaba eufórico tras la victoria.

En cuanto a la presión a la que el público sometió a G2 Vodafone en el ASUS Intel Stadium,  Falco consideraba crucial el hecho de: “seguir hablando, porque si te callas y escuchas solo ASUS, ASUS, ASUS, nos hubiéramos vuelto locos y hubiéramos perdido. Si tu eres mejor que ellos, vas a ganar”.

Cuestionados acerca de a quién les gustaría dedicar el éxito cosechado, toda la plantilla se mostró unánime: “Todo este triunfo va dedicado a nosotros mismos, al cuerpo técnico y a G2 Vodafone al completo”. 

Motroco disputó su última Final Cup

Motroco disputó su última Final Cup

La otra cara de la moneda la representó ASUS, que se encontró a una victoria de ser campeones de España, cuando al inicio nadie apostó por ellos. “Nos llamaban el equipo de streamers y hemos llegado a la final, hemos dado la cara, hecho un 2-3 contra G2 y tenemos que sentirnos orgullosos porque el trabajo lo hemos hecho” declaró Motroco. Por si fuera poco, con los nervios de todo el estadio a flor de piel tras la increíble serie, el tirador anunció su retirada del panorama competitivo. Las leyendas se escriben con tinta imborrable y Motroco se ha ganado por derecho propio un lugar entre ellas. 

Aquí se pone punto y final a una Final Cup impresionante, dejando recuerdos y emociones inolvidables. Bienvenidos a League of Legends. Esto es España.