Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
Campeonato Mundial

H2K: los estrategas de Europa

En una sola temporada H2K ha conseguido pasar de la Challenger Series al Campeonato Mundial 2015 gracias a su pericia táctica y la positiva dinámica de grupo que poseen.

Cuando se habla del ámbito competitivo de League of Legends, en el imaginario del espectador suelen comenzar a reproducirse algunas de las jugadas más espectaculares de todos los tiempos. En efecto, el circuito profesional reúne a invocadores tan habilidosos que son capaces de hacer realidad movimientos de fantasía inimaginables que provocan que el público salte de sus asientos como impulsado por un resorte.

Aunque hay equipos que recurren a este tipo de acciones con frecuencia para decantar el resultado de sus partidas, otros optan por asfixiar a sus oponentes de manera sistemática hasta que, impotentes ante la demoledora llave que les constriñe, caen rendidos a sus pies.

Esta pauta impertérrita ha convertido a H2K en una de las referencias estratégicas de Europa en su primer año entre los mejores e, insatisfechos con lo conseguido en el viejo continente, el segundo representante de la LCS EU busca ganarse el respeto del resto del planeta en el Campeonato Mundial 2015.

La expansión del horizonte

H2K puede parecer una organización con un corto periodo de vida en la escena europea, pero lo cierto es que la entidad lleva desde 2011 inmersa en las competiciones de League of Legends y ha albergado en su seno a multitud de jugadores que se han creado un hueco entre la élite.

A pesar de esta dilatada trayectoria H2K no hizo migas con el éxito a excepción de algún torneo puntual, como la DreamHack Bucharest 2013, hasta junio de 2014. Fue entonces cuando, después de un periodo alejada de la Grieta del Invocador, se empezó a construir la plantilla que ha evolucionado hasta convertirse en la actual.

image_1_2

H2k

Andrei ‘Odoamne’ Pascu y Petter ‘Hjärnan’ Freyschuss son los únicos supervivientes del quinteto original que ingresó en la organización en aquel momento. Durante los siguientes meses se produjeron movimientos constantes en la alineación, entre ellos la llegada de Jean-Víctor ‘loulex’ Burgevin y Neil ‘pr0lly’ Hammad. A pesar de la inestabilidad, la escuadra se las apañó para escalar posiciones en la Challenger Series hasta hacerse con una plaza en el Torneo de Promoción para el Split de primavera de la LCS EU 2015.

La oportunidad de participar en la máxima competición continental se esfumó al ser vapuleados por Copenhagen Wolves, pero el Torneo de Expansión mantuvo vivo el sueño y H2K se encargó de aprovechar la última bala restante en la recámara sin ceder un solo encuentro en el campeonato.

La salida de Fabian ‘Febiven’ Diepstraten hacia Fnatic dejó un vacío en la entidad que hacía peligrar sus opciones en la liga. H2K incorporó a Yoo ‘Ryu’ Sang-ook, que había saldado con múltiples fracasos su traslado a Europa, para reemplazar a su estrella. La apuesta no funcionó en primera instancia y el equipo aterrizó en la LCS con un récord negativo que intensificó el pesimismo.

Sin embargo, el equipo protagonizó una de las rachas de mayor duración del Split gracias a la incorporación de Raymond ‘kaSing’ Tsang. El británico regresó a la organización con la que inició su carrera para iluminar el camino hacia la victoria con su perenne sonrisa. La positiva dinámica en la que entró el equipo, uno de los factores claves para lograr buenos resultados según el apoyo, se tradujo en 8 victorias consecutivas que catapultaron a H2K hacia los Playoffs.

“El ambiente de un equipo es uno de los aspectos más importantes en partida. Si no has resuelto esos problemas antes de jugar en el escenario no tendrás un buen encuentro”

RAYMOND ‘KASING’ TSANG

H2K reclamó venganza al domesticar a los lobos daneses con su superioridad estratégica y aprovechó la obstinación de Fnatic para extender todo lo posible la semifinal, pero no fue capaz de doblegar al futuro campeón. Aun así, la organización sacó provecho de su paso por Madrid al remontar un 0-2 contra SK Gaming en la lucha por un tercer puesto que acabaría resultando decisivo para las aspiraciones de la escuadra.

Consolidado como una de las potencias de Europa y tras haber acumulado experiencia en primavera, H2K afrontó el Split de verano con el Campeonato Mundial 2015 en su punto de mira. La aparición de Origen como otro de los favoritos de la temporada estival inició una disputa entre ambos equipos por la medalla de plata que se prolongó durante la fase regular y relegó a H2K a la tercera posición al claudicar ante Enrique ‘xPeke’ Cedeño y compañía en la última jornada.

Por fortuna para H2K, Fnatic aseguró la corona europea y le reservó pases para el mundial gracias a los puntos de campeonato acumulados por la consecución del bronce en ambos Splits. El favor fue tal que pr0lly no pudo contener la emoción y dedicó un cómico baile a Fnatic.

Más vale maña que fuerza

Si hubiera que asociar una parte del cuerpo humano al estilo de juego de H2K el cerebro sería la elección idónea. Aunque los jugadores son capaces de dejar destellos de calidad a su paso el equipo no ha llegado a ser el segundo representante de Europa gracias a la habilidad mecánica de sus integrantes, sino al dominio de la macro estrategia.

Desde su llegada, la voz de kaSing ha retumbado en los oídos de sus compañeros junto a la de Odoamne para dirigir una orquesta que ejecuta cada movimiento con precisión quirúrgica. Rara es la ocasión en la que H2K consiente que su oponente obtenga un objetivo sin extraer a cambio una ventaja igual o mayor en el proceso, lo que les permite incrementar progresivamente su ventaja o recuperarse de un déficit inicial.

Esto no implica que su destreza individual sea un factor despreciable. La eficiencia de Odoamne, capaz de infligir cantidades excepcionales de daño con pocos recursos a su disposición o sacrificarse con tal de conceder a sus compañeros una ventaja, le convierte en un seguro de vida en la calle superior. Ryu, que opta entre desentenderse de su oponente con tal de adueñarse del mapa o dominar su línea, ha experimentado por su parte una mejora paulatina a lo largo de la temporada y llega en su mejor estado de forma al mundial.

En la parte inferior del mapa Hjärnan y kaSing forman una dupla solvente que se entiende a las mil maravillas. El apoyo ha agradecido contar con un tirador con iniciativa propia y la habilidad para echarse al equipo a la espalda o darle libertad para controlar la Grieta del Invocador. El punto flaco de H2K es loulex, cuyas predecibles rutas por la jungla y una deficiente toma de decisiones en momentos cruciales han costado numerosas partidas al equipo.

Para evitar que los rivales abusen de este factor H2K acostumbra a ejecutar cambios de línea que cubran las debilidades de loulex, el cual suele centrarse en Odoamne durante los primeros compases para que el rumano pueda hacer uso de Teleportar en la calle inferior y traslade su ventaja al resto del mapa junto a Ryu.

El tercero en discordia

Emparejado con SK Telecom T1 y Edward Gaming, dos de las escuadras más potentes del torneo, la probabilidad de que H2K supere la fase de grupos es ínfima. Pese a que quizá puedan dar la sorpresa gracias a su dominio táctico, sus cualidades palidecen en comparación a las de los gigantes del grupo C.

“Debemos ejecutar nuestro estilo. Mientras estemos cómodos y sepamos cómo jugar nuestra composición de manera eficiente no deberíamos tener problemas”

AUTHOR OF THE QUOTE: RAYMOND ‘KASING’ TSANG

El grupo queda cerrado por Bangkok Titans, el equipo más débil del campeonato. Emplazado entre los dos extremos, lo más probable es que H2K repita su resultado en primavera y verano y finalice en tercera posición. No obstante, la plantilla sacará mucho provecho de su primera experiencia internacional y Ryu tendrá la ocasión de enfrentarse de nuevo a Lee ‘Faker’ Sang-hyeok tras años de lucha con tal de participar en el Campeonato Mundial.