Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
LCS

La inesperada alineación de los elementos

La Pretemporada 2016 ha sido la época más turbulenta de la historia competitiva de League of Legends en lo que a la compraventa de plazas de la LCS se refiere. Ante el interés de multitud de agentes por el mundo de los deportes electrónicos varias organizaciones han optado, debido a razones de diversa índole, por una jugosa inyección de dinero.

Sin embargo otras, como Team Impulse o Elements, han mantenido su puesto en la máxima competición. En ambos casos se habló de que los dueños de ambas entidades retrasaron demasiado las negociaciones y, en consecuencia, se vieron forzados a ensamblar una plantilla a última hora con los pocos agentes libres que quedaban disponibles, por lo que la mayoría situó a estos equipos como candidatos para la última posición de sus respectivas ligas.

En una entrevista concedida a Sport1, Jacob “Maelk” Toft-Andersen, dueño de Elements, reconoció que sus planes durante el periodo de fichajes no habían llegado a buen puerto. Sin embargo, negó los rumores sobre el fallido intento de venta y habló de problemas internos en la antigua alineación que impidieron la consecución del éxito. Firme creyente de que se juzga a los equipos demasiado rápido y de que la aglutinación de grandes nombres no llena necesariamente las vitrinas de trofeos, Maelk puede presumir, contra todo pronóstico, del coliderato actual de Elements.

El fuego de los que tienen algo que demostrar

En efecto, en las filas de Elements no milita ninguna gran estrella de la liga. Quizá por eso Etienne "Steve" Michels considera que el equipo ha sido minusvalorado, lo que le proporciona una condición de tapado de la que los jugadores se benefician. La ausencia de presión ayuda a que jugadores novatos o sujetos de crítica puedan rendir al máximo sin preocuparse de cumplir con altas expectativas.

"Sólo podemos mejorar"

Etienne “Steve” Michels

Ante esta situación, Steve y Rasmus "MrRalleZ" Skinneholm han dado un paso al frente para liderar a sus compañeros. El francés tardó en adaptarse a la liga con Team ROCCAT, pero conforme la grada coreaba su nombre el top dejó de ser un pastelito para sus rivales. Con un split a sus espaldas, Steve se ha convertido en el protagonista de Elements, que juega para él en los primeros minutos. Aunque en la segunda semana jugó tanques, Steve utiliza la gran cantidad del oro de su equipo que recibe — 22,8%, sólo por detrás de Martin "Wunderwear" Hansen — para infligir más daño por minuto que cualquier otro top y ocupar la segunda posición en cuanto a porcentaje de daño. Ni siquiera su splitpush con Fiora, que ya ha provocado dos bloqueos, ha impedido que ostente un 76% de participación en los asesinatos de su equipo.

Por su parte, MrRalleZ ha firmado sin hacer ruido actuaciones de calidad. Su buen balance de asesinatos, muertes y asistencias le sitúa sólo por detrás del inalcanzable Konstantinos "FORG1VENGRE" Tzortziou y los pocos recursos que recibe en comparación a otros tiradores no le impiden quedarse a las puertas del podio global en cuanto a daño por minuto. Así, el danés es el escudero perfecto para Steve, un seguro de vida que deja ocasionales destellos de grandeza que le otorgaron el premio al jugador más valioso de la segunda semana.

Parte del éxito de MrRalleZ corresponde a su compañero de calle, Hampus "sprattel" Abrahamsson, con el que se ha compenetrado a la perfección para sacar el máximo provecho a la “Llamada del destino” de Kalista. El sueco lidera la liga en asistencias, es el apoyo que más participa en los asesinatos de los suyos y el tercero que más guardianes de visión coloca en el mapa, en parte debido a que Berk "Gilius" Demir es el peor jungla de la LCS EU en este sentido. Pero los números son incapaces de recoger las intangibles actuaciones de sprattel en este arranque de temporada. Sus combos con Alistar, su mejor personaje con diferencia, han sido magníficos, con multitud de “Pulverizar” a tres o más rivales que han permitido a su equipo ganar múltiples peleas.

Aunque sprattel tenga que cubrir los agujeros que Gilius deja en el mapa, lo cierto es que sin las creativas iniciaciones del jungla su impacto sería menor. Pleno de confianza en sí mismo, a veces en exceso, Gilius ha dejado luces y sombras estas dos semanas. Capaz de ejecutar intrincadas jugadas con Lee Sin o desentenderse de la partida con Nidalee en los primeros compases, el alemán es la mayor variante de Elements.

Para sorpresa de muchos, el único integrante del quinteto sin experiencia previa en la LCS es el que más daño inflige del equipo. Jérémy "Eika" Valdenaire reconoció sentirse nervioso al comienzo de cada partida, un miedo escénico que desembocó en la única derrota que Elements ha sufrido hasta ahora. Quizá por ello sus registros durante la fase de líneas sean de los peores de la liga, a pesar de que ha optado por personajes relativamente seguros, y acumula más muertes que cualquier otro mid. No obstante, se trata de un jugador servicial cuya aportación aumenta conforme avanza la partida. Es el mid que más visión aporta, participa en los esfuerzos colectivos y su precisión con Lux logró que los más nostálgicos olvidaran por un instante que Henrik “Froggen” Hansen había abandonado Europa.

Vientos de fortuna

Pese a que el rendimiento de algunos de los jugadores de Elements ha sido mejor del esperado, el actual récord de tres victorias y una derrota que poseen debe ser cogido con pinzas. El calendario ha sonreído al equipo, que sólo se ha enfrentado a rivales de bajo calibre con la excepción de G2 Esports. Por tanto, hay que intentar ver más allá de los triunfos para vislumbrar el verdadero nivel de Elements.

El principal problema que el equipo ha mostrado en estas dos jornadas es una pobre identificación de los elementos fundamentales de la partida. Son numerosas las ocasiones en las que Elements no reconoce sus condiciones de victoria y erra en sus movimientos por la Grieta del Invocador. Por ejemplo, contra ROCCAT insistieron en forzar peleas en lugar de ejecutar un metódico asedio y desgaste. Asimismo, suelen fallar al establecer dónde y cuándo tienen ventaja, por lo que destinan recursos a zonas del mapa fútiles para sus aspiraciones.

El que más síntomas de esta desorientación presenta es Gilius, que se obceca en presionar la calle de Steve incluso cuando no es necesario. No obstante, al equipo en general le cuesta dominar la visión de las áreas relevantes, aunque sea el cuarto que más guardianes coloca, y pasa por alto objetivos que podría adquirir sin sacrificar nada a cambio.

Pero no todo son síntomas de debilidad. Las peleas grupales de Elements han sido decentes, aunque en ocasiones sus miembros no están en la misma onda y pierden cohesión, probablemente por falta de comunicación entre jugadores que llevan poco tiempo juntos.

¿Quedará agua para el resto del camino?

Los astros se han confabulado para que Elements empiece con buen pie en el Split de Primavera de la LCS EU 2016. Aunque los problemas con el visado de Danil "Diamondprox" Reshetnikov facilitan el trabajo de los de Patrick "Nyph" Funke, las próximas semanas están plagadas de gallos contra los que Elements tendrá que demostrar si este inicio ha sido un mero espejismo.

Si pretende prolongar su racha, Elements tendrá que prestar atención a los fundamentos teóricos del juego para construir composiciones coherentes cuyas fortalezas sepan aprovechar. Hasta ahora sus errores en la fase de selección de campeones no han sido apenas castigados y el repertorio de personajes de sus jugadores no se ha visto puesto a prueba. Asimismo, deberán identificar con mayor rapidez sus picos de poder y ser más proactivos, ya que equipos más incisivos castigarán su falta de decisión incluso cuando van por delante.

Aunque Maelk apostó por un proyecto a largo plazo, las limitaciones macroestratégicas de sus jugadores les impiden diseñar movimientos que se anticipen a lo que va a suceder justo a continuación. Si Elements consigue superar este obstáculo quizá pueda de mirar al cielo. Pero, por el momento, conviene mantener los pies en la tierra.

Las estadísticas utilizadas en este artículo proceden de Oracle’s Elixir.