Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
Campeonato Mundial

La mente detrás de SKT

Cuando todos los focos se dirigen hacia los jugadores, una mano maestra mantiene el control del éxito

Muchos jugadores brillaron el pasado fin de semana en el Staples Center de Los Ángeles, tanto de Samsung Galaxy como de SK Telecom T1. Una de las mejores finales que se recuerdan en un Campeonato Mundial recordó a los aficionados coreanos por momentos a la semifinal del actual campeón de la sexta temporada contra KT Rolster en la LCK. Hubo un hombre que vigiló atentamente desde arriba en todo momento para que así no sucediese.

Lee “Faker” Sanghyeok y Bae “Bengi” Seongung no son los únicos tricampeones: Kim “KkOma” Jung-gyun se ha convertido en el único entrenador en llevar a un mismo equipo a su tercera victoria ante los ojos de todo el planeta. Algunos ni lo conocerán, pero el coreano que comenzó jugando a Starcraft sin mucho éxito y que incluso tuvo un breve paso por StarTale en los primeros tiempos de la región dominante por excelencia es ahora mismo una leyenda más.

El auge de la estabilidad

Lo ideal es ganar siempre. Parece una obviedad, pero no es sencillo lograr la consistencia que KkOma ha impartido a la organización de SK Telecom T1 a lo largo de los años. Un entrenador famoso por su disciplina, que con el tiempo ha otorgado más respeto a sus jugadores después de los éxitos conseguidos. El entrenador ha admitido que de lo que más orgulloso se encuentra es de tener una larga historia de éxitos y derrotas para un mismo equipo.

Es difícil mantenerse tanto tiempo en auge cuando la organización tiene las expectativas más altas generadas por los aficionados. Aguantar las críticas después de 2014 fue una de sus fortalezas y la confianza en sí mismo es una de las claves. No duda en afirmar que se siente capaz de llevar a cualquier equipo occidental un paso más allá ni de que bajo cualquier contexto su equipo es el mejor del mundo. 

KkOma ha llegado a afirmar que Bengi puede ser titular en cualquier momento y rendir al máximo nivel

KkOma ha llegado a afirmar que Bengi puede ser titular en cualquier momento y rendir al máximo nivel

Un argumento recurrente es dirigirse hacia la historia. Cuántas veces se habrá escuchado decir que Corea es mejor porque siempre ha ganado o que no se debe prestar atención a las organizaciones Wildcard por no haber pasado de grupos (hasta este Campeonato Mundial). Pero para KkOma, el pasado no importa en absoluto.

Lo que importa es cómo están jugando ahora, y da igual lo que hayan conseguido antes. Mirar demasiado atrás no ayuda para mejorar problemas del presente. Cada vez que se acerca un torneo internacional afirma el entrenador que todas las regiones están mejorando y que no se les debe desprestigiar por lo que hicieron en otras ocasiones. Podría sonar contradictorio el respeto que otorga cuando luego se considera el mejor del mundo, pero es una cuestión de fijarse en sí mismo.

Un juego de equipo

En multitud de entrevistas, KkOma se ha mostrado tajante: no se trata de fijarse en cómo vencer al rival, sino de superar los errores propios. Aunque le han preguntado por predicciones en muchas ocasiones, al conocer información interna de los entrenamientos prefiere mantenerse al margen. El peso para él recae en no ser conformista y mejorar cada día.

Para ello, es el primero en admitir sus errores. En la semifinal contra ROX Tigers se tomó la decisión de escoger Nidalee para Bengi a pesar de no haberla planificado antes, algo que estilísticamente va en contra de su forma de trabajar. Ese error dió la victoria gracias a la magnífica actuación del jungla y demuestra que aunque le gusta tener todo bajo control, KkOma siempre quiere ser flexible a las necesidades del equipo.

Cuando el ser humano falla, el colectivo es lo importante

Cuando el ser humano falla, el colectivo es lo importante

League of Legends es un juego de equipo y el entrenador de SK Telecom T1 lo tiene muy claro. Si el equipo tiene un mal día todos los jugadores se verán perjudicados, incluído Faker. Siempre hay errores, se gane o no, y es necesario tomar una perspectiva grupal hacia ellos.

Bae “Bang” Junsik es un jugador que mucha gente elogia pero hasta hace poco, los focos no se centraron en él. KkOma siempre creyó en su valor como el mejor tirador del mundo y en su día lo defendió bajo el mismo argumento. Bang es espectacular a la hora de adaptarse al estilo del equipo y por ello brilla a veces menos que sus compañeros. Pero siempre está arriba en las colas de clasificatoria, independientemente del metajuego del momento, y para el entrenador que ha inaugurado una dinastía no hay nadie igual.

Difícil de superar

KkOma tiene el honor de ser tricampeón y su experiencia es un baluarte único entre los entrenadores del mundo. Sin embargo, su cuerpo y mente sigue siendo joven, desde que empezó en el mundo del Starcraft hasta que se alzó en Los Ángeles. Por algo, su nombre significa chico pequeño en coreano y su antiguo nick era LittleBoy.

En una entrevista reciente, afirmó que de su nombre viene su motivación por tener un aspecto diseñado para él: quiere ver su trabajo inmortalizado en Teemo. Lo que para algunos puede ser un martirio o para otros una bendición, es sin lugar a dudas un detalle más de una de las personalidades más carismáticas y que no deben ser olvidadas en la historia de League of Legends. 

Tres años más tarde la felicidad sigue siendo una de las señas de identidad de SK Telecom T1

Tres años más tarde la felicidad sigue siendo una de las señas de identidad de SK Telecom T1

La información histórica ha sido extraída de numerosas entrevistas a lo largo de la historia por los medios de theScore esports, theDailyDot, The Rift Herald y Millenium.

El encabezado ha sido realizado por Alex “Aerelia” Lemos.