Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
LCS

Un cambio radical: el mejor de dos

El formato al mejor de dos llega a la LCS EU para retar a la capacidad de adaptación de los equipos.

El intelectual ruso Isaac Asimov publicó en 1977 “El electrón es zurdo y otros ensayos científicos”. En dicho libro, hace entender al lector que la importancia de un descubrimiento o de un invento, no es tanto la relación directa con su uso sino sus consecuencias. En su ejemplo, menciona el paralelismo del auge del automóvil, que en un supuesto 1880 sería más interesante predecir de forma fantástica que las ciudades se expandirán al poder llegar a mayores distancias en menor tiempo, que el simple hecho de que se va a llegar más rápido.

Y bien, ¿Qué relación tiene esto con la temporada de verano que comienza en el League of Legends europeo? El formato al mejor de dos. Por primera vez en la historia de la League Championship Series, los empates llegan casualmente en el mismo momento que la llegada de una organización clásica de deportes tradicionales como es el Schalke 04. Esta estructura influye en las retransmisiones, en la cantidad de partidos, en los puntos… pero, como ya ha quedado claro, sería más interesante predecir las consecuencias y no los hechos. 

Una apuesta por la adaptación

Los principios de cada split suponen, generalmente, un campo de pruebas. Los equipos todavía no tienen configuradas las sinergias necesarias para poder sacar el máximo rendimiento de sus plantillas, puesto que en la gran mayoría de ocasiones hay cambios con respecto a lo que se pudo ver en primavera. La continuidad de las estructuras internas es la clave para el éxito, pero refinar los pequeños detalles mecánicos y adaptarse al metajuego actual es una tarea constante.

El mejor de dos puede tener un papel clave en esta fase temprana. El hecho de que se jueguen dos partidos puede llegar a provocar que la organización que llevase una victoria decidiese probar novedades en la segunda partida, con la seguridad de que al menos se podría llevar un punto. De hacerlo así todos los conjuntos, se daría un entramado en el que una victoria valdría mucho siempre y cuando realmente las posiciones en la fase regular fueran determinantes para el futuro.

¿Lo es así en la actualidad? A medias. Para los equipos que optan a playoffs, siempre van a tener la garantía de tener posibilidades de ganar aún quedando sextos en la clasificación como lo demostraron Fnatic y Origen en primavera al quedar tercero y segundo respectivamente, y por otro lado los equipos que puedan arriesgar su descenso no se ven completamente eliminados por su posición en la fase regular. Gracias a esto último, tanto Giants Gaming como Roccat y Splyce se mantuvieron en la LCS EU. Sin embargo, sí se premia en forma de partidos presumiblemente más asequibles en ambas situaciones.

Hustlin

La llegada de Morgan “Hustlin” Granberg supuso un soplo de aire fresco para salvar a Giants Gaming del descenso

Hay un equipo al que, al ver su tendencia en el pasado, le podría influenciar más esta faceta: Origen. En primavera de este año su fase regular fue mediocre, con un incremento de nivel espectacular en los playoffs. Ya en el pasado campeonato mundial mencionó por redes sociales Alexei “Alex Ich” Ichetovkin, jugador de Team EnVyUs, que Enrique “xPeke” Cedeño es un jugador que no rinde tan bien en liga como sí lo hace en torneos eliminatorios, y su escuadra parece hacer lo mismo. Tanto para bien como para mal, el uso del mejor de dos podría ser una baza inexistente hasta ahora para el conjunto español. 

No es la primera vez

Sería engañar al lector el decir que no hay experiencia previa ni modelos de referencia en los que se haya instaurado este sistema. La primera región en usarlo fue Corea a lo largo de 2013, aunque donde duró más tiempo fue en la Lol Pro League china, desde 2014 hasta finales de 2015. Ya entrado 2015, la League Master Series del sudeste asiático también se uniría a dicha tendencia. Aunque la competición china no mantiene este formato actualmente, a lo largo de los dos años en los que ha estado activo se ha podido ver como ciertas intuiciones mostradas en los anteriores apartados han sucedido: LGD Gaming consiguió llegar a las dos finales de 2015 y ganar una de ellas a pesar de quedar sextos primero y quintos después en la liga.

No hace falta tampoco irse tan lejos: en el split de primavera de la Challenger Series europea se ha llegado a ver como el formato mejor de dos no ha tenido tanta influencia en los playoffs. Millenium se mostró como un equipo arrasador que luego fue desinflado por un Copenhagen Wolves que había quedado cuarto en la clasificación de un torneo formado por seis conjuntos. En España, la División de Honor ha disfrutado de este formato durante varios meses en los que se ha visto como primero G2Vodafone se ganaba la fama del equipo de los empates para posteriormente cederla a Giants Only The Brave, aunque están todavía por ver los resultados en Gamergy.

De los errores y de las virtudes

En definitiva, el formato al mejor de dos supondrá un revulsivo a la hora de disfrutar la competición en la escena europea, pero lo será más para la posible preparación de los equipos. La capacidad de adaptación y el uso inteligente del tiempo permitirá a los equipos del viejo continente tener la posibilidad de una revancha directa contra rivales que, en el pasado, hubieran salido impunes. Ahora, les toca a las organizaciones y aficionados decidir si este sistema es el mejor para todos, o si todavía no se ha llegado a ello.