Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
LCS

¡Bwipo a la vista!

Era un jugador muy poco conocido hasta este año, pero Gabriël «Bwipo» Rau se ha vuelto imprescindible en un Fnatic que ya piensa en el Mundial. Los tiempos están cambiando, y Bwipo está dispuesto a cambiar con ellos.

Es posible que, cuando se mencione el nombre de Fnatic, se nos venga a la cabeza su tirador legendario: Martin «Rekkles» Larsson se ha ganado, sin lugar a dudas, un puesto entre los grandes nombres de League of Legends. Por ello, no es de extrañar la conmoción general que causó entre fans y analistas el hecho de que decidiera sentarse en el banquillo en la 3ª semana del split de verano de 2018. Es cierto, el metajuego ya no dejó lugar a los tiradores basados en daño crítico con los que Rekkles se hizo un nombre, pero, aún así, fue impactante verle admitir que no estaba en condiciones de adaptarse a este cambio radical en el meta. ¿Qué dirección podía tomar Fnatic? ¿Cómo podría recuperar el equipo tan siquiera una fracción de su potencial en la calle inferior con Rekkles en el banquillo?

fnatic_1

Bwipo entró en juego: su aparición en la calle inferior desató una ola de (comprensible) escepticismo. Ni los fans ni los analistas estaban seguros de cómo iba a encajar o qué tipo de rol iba a asumir dentro de un metajuego completamente imprevisible. La suma de variables e incógnitas parecía tener un sinfín de resultados posibles, pero, al final del split de verano, todas las dudas se han disipado con el espaldarazo que ha supuesto el primer puesto de Fnatic en la temporada regular. El experimento de Bwipo en la calle inferior ha sido todo un éxito, pero no podemos dejar de preguntarnos cómo han podido encajar tan rápido todas las piezas de este rompecabezas. Analicemos cómo ha logrado Bwipo dominar la calle inferior y cómo podría Rekkles volver a revolucionar el panorama ahora que trabaja para volver a la primera línea.

Diversificación de recursos

fnatic_2

Muy pocas veces en la historia del LoL ha habido un cambio tan sísmico en el metajuego como el que hubo en la versión 8.11. Abrió en canal la calle inferior, con magos y luchadores que arrollaban a los tiradores tradicionales. Rekkles no fue la única gran estrella que no supo ajustarse al repentino cambio, otros grandes nombres como Zachary «Sneaky» Scuderi, de Norteamérica, también tuvieron serias dificultades de adaptación. Por su parte, Rekkles no quiso entorpecer a su equipo mientras aprendía, por lo que sugirió que se apostara por Bwipo en la calle inferior.

En ese momento, Fnatic se encontraba al límite, y, lo quisiera o no, el equipo iba a tener que diversificar su plantel en la calle inferior. Desde dentro, confiaban en que Bwipo pudiera transferir sus habilidades de la calle superior a la inferior con poca dificultad. Sin embargo, desde fuera las cosas no estaban tan claras, pero Bwipo no tardó en demostrar a sus detractores que se equivocaban. Su experiencia con hechiceros y luchadores hizo que el nuevo estilo de juego de la calle inferior le viniera como anillo al dedo. Ni siquiera los más optimistas (salvo, quizás, el propio Bwipo) pudieron predecir lo rápido que, tanto él como sus compañeros, afrontaron el cambio de Fnatic.

Transformado y renovado

Durante años, la carta de presentación de Fnatic siempre había sido Rekkles. Incluso cuando el talento de Rasmus «Caps» Winther llegó al equipo a finales de 2016, Rekkles siguió siendo la estrella de una plantilla repleta de talento. Así que, cuando Bwipo asumió el papel de titular, lo único que tenía sentido era que el resto de Fnatic cambiara junto a él. La perspectiva resultaba desalentadora, pero, como muy bien nos señala Kha'Zix: «Los cambios son buenos».

fnatic_3

Bwipo trajo consigo nuevas estrategias, nuevas posibilidades y nuevos estilos de juego en un meta que forzaba a los equipos a estar en constante cambio para no irse derechos al fondo de la clasificación. Gracias a esa combinación de daño físico y poder de habilidad procedente de la calle inferior, Fnatic ha podido volverse creativo con sus elecciones por todo el mapa. Si Bwipo juega con opciones más resistentes como Ryze, mago duelista, o Swain, el rey del aguante, sus compañeros tienen la libertad de elegir campeones más orientados al daño que no hubieran encajado en composiciones que necesitaban proteger a un AD carry de porcelana.

Eso significa que, con Bwipo en la Grieta, las condiciones de victoria de Fnatic han cambiado drásticamente. En vez de limitarse a progresar en la partida y proteger a un tirador completamente equipado, ahora pueden intentar volverse proactivos y buscar combates más temprano. Es la suma entre las exigencias del metajuego y la llegada de Bwipo lo que ha reescrito por completo la identidad del conjunto naranja. A lo largo del split de verano, Fnatic se ha vuelto un equipo fulgurante en la fase inicial e intermedia, cosa que, aunque era una opción posible con Rekkles, se ha convertido en algo recurrente cada vez que Bwipo entra en escena. El estilo rápido y agresivo podría haberle sentado fatal, pero tanto Bwipo como Fnatic aceptaron el reto con fluidez, y su dominio del nuevo estilo les ha convertido en uno de los oponentes más temidos de la LCS EU.

fnatic_4

Una reacción imprevista de este cambio en el estilo de juego fue el exponencial crecimiento de Caps. Ya era conocido por su potencial mecánico al comienzo del split (cómo olvidar su actuación en el MSI), pero este verano se ha convertido en una parte aún más importante del éxito de Fnatic. Al invertir menos recursos en Bwipo, Caps y Mads «Broxah» Brock-Pedersen han creado una gran sinergia entre la jungla y la calle central. Caps ha demostrado ser digno merecedor de esa atención extra y, durante el split de verano, ha sido una amenaza con campeones que van desde Zoe hasta ases bajo la manga como Wukong. Aunque Bwipo no es responsable directo del crecimiento exponencial de Caps (solo la fluidez de Caps y un entrenamiento excepcional pueden llevarse el mérito por ello), su estilo más utilitario ha permitido a Fnatic repartir sus recursos en diferentes calles.

No obstante, Rekkles tiene tanta ambición como sus compañeros, y, en las últimas semanas de la temporada regular, Fnatic ha ido trayéndolo de vuelta a la formación. Esto afectará seguramente a sus estrategias y rotaciones venideras, pero la pregunta es: ¿cuánto?

¿Un Fnatic sin Rekkles?

A pocas semanas del final del split de verano, Fnatic anunció que Rekkles volvería a la alineación principal. Desde entonces, ha habido una rotación entre él, Bwipo y Paul «sOAZ» Boyer que dependía de la combinación que los entrenadores veían como la mejor opción para ganar cada determinado enfrentamiento. Esto ha hecho que sea extremadamente difícil predecir a Fnatic y prepararse contra las mútliples opciones con las que Bwipo y Rekkles se pueden presentar en la grieta.

fnatic_5

Podría parecer una locura tratar de encajar de nuevo a Rekkles en un equipo que ha terminado primero y es el favorito para conseguir el segundo título consecutivo de la LCS EU, pero lo cierto es que no es así. Aunque Bwipo ha tenido un gran desempeño y ha cambiado el estilo de Fnatic, las actualizaciones a lo largo del split han empezado a traer de vuelta al metajuego a los tiradores basados en críticos. Las partidas han empezado a prolongarse, y los tanques vuelven a peligrar ante la vuelta del daño consistente que puede atravesar sus resistencias. Aquí es cuando Rekkles vuelve a ser, más o menos, la solución:

aun con los tiradores volviendo al metajuego, Fnatic ha demostrado una increíble capacidad de resiliencia quedándose con Bwipo en la calle inferior. Dicho hecho, tener a Rekkles como respaldo es una enorme mejora en el repertorio de estrategias de Fnatic. Permite al equipo cambiar entre el juego rápido y agresivo que proporciona Bwipo, y el daño constante de la legendaria estrella, Rekkles. Además, si el metajuego sigue en la dirección hacia partidas más largas, Rekkles será un recurso muy valioso, ahora que el Mundial se alza en el horizonte.

fnatic_6

Es difícil imaginar un Fnatic sin Rekkles, pero todo apunta a que no tendremos que hacerlo, al menos, no del todo. El sueco es una pieza fundamental en Fnatic, un equipo que ha encontrado una gran diversidad gracias a él y a Bwipo. Y esto no es un argumento contra Rekkles, es más, es prueba de su liderazgo y demuestra que valora lo que tanto él como Bwipo aportan a un equipo con grandes ambiciones tanto en los playoffs como en la competición intercontinental del Mundial. No hay duda de que Bwipo ha convertido a Fnatic en un rival mucho más feroz, y esto se debe a que le ha dado otra dimensión estratégica con la que los rivales tienen que lidiar. Rekkles, al igual que Bwipo, ha venido para quedarse, y eso solo significa que a cualquiera que se interponga en el camino de Fnatic le espera todo un infierno por delante. Con dos ases de la calle inferior bajo la manga, Fnatic es un equipo con el que nadie quiere tener que vérselas en un torneo.