Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
LEC

Fnatic y la falacia del mal comienzo

¿De verdad podemos juzgar las clasificaciones tan pronto?

Durante el split de League of Legends, no puedes permitirte el lujo de abandonar. No puedes abandonar si te quedas detrás, ni cuando vas por delante. No puedes abandonar si el cliente colapsa varias veces seguidas y hay que cambiarle el PC a tu top tres veces en la misma jornada. Puedes intentar rendirte en un partido (por muy mal visto que esté), pero la temporada siempre debe continuar.

Con tiempo suficiente, todo es posible, y en League of Legends hemos podido ver cambios significativos año tras año. Así que, cuando la gente habla de la sentencia de muerte de un equipo o del nacimiento de un nuevo coloso basándose en los resultados de las primeras semanas, con demasiada frecuencia se ven forzados a tragarse sus propias palabras. Lo que nos lleva al tema de Fnatic.

Los comienzos de Fnatic

Fnatic se encuentra actualmente en su peor comienzo hasta la fecha (0-4), aunque el año pasado también tuvo un comienzo decepcionante con un 2-2 que incluía una derrota ante H2K, un equipo recién formado. G2 se encuentra en una situación totalmente opuesta, pero en el último split también hubo quien auguró una temporada invicta a estas alturas y, sin embargo, solo uno de estos dos equipos se proclamó campeón de Europa la temporada pasada. 

Los malos comienzos no son nada nuevo para Fnatic, ni tampoco lo son para su entrenador Joey «Youngbuck» Steltenpool, responsable del potencial estratégico que llevó al equipo a la final del Campeonato Mundial la temporada pasada. Su último split a los mandos de G2, su anterior equipo, también empezó de forma similar.

Tras llegar a la final del Mid-Season Invitational 2017, parecía que el cansancio había hecho estragos en el G2 de Youngbuck. Empezó 1-3 en sus primeros partidos del split de verano, su única victoria contra ROCCAT fue muy reñida, y eso que su adversario no conseguiría salir de los dos últimos puestos de la clasificación en aquel split. Ese mismo año, G2 consiguió su cuarto título consecutivo a pesar de ir por debajo de Fnatic.

Auge y decadencia

Durante ese mismo split, Misfits Gaming llegó a los playoffs. Su récord de 6-7 le sirvió de poco a la entonces nueva y ambiciosa organización hacia la final de verano de 2017 contra un rejuvenecido G2. A pesar de perder tres partidos seguidos, Misfits se clasificó para el Campeonato Mundial y disputó un legendario encuentro de cinco partidos contra SK Telecom T1, un partido que hasta hoy muchos argumentan que debería haber terminado a favor de Misfits.

Con algo de ironía, el ejemplo más obvio de un gran comienzo que no se convierte en una final viene de Misfits, al año siguiente. Empezó el split de verano de 2018 casi invencible. Mientras G2 comenzaba con un 4-0 que supo extender hasta un 6-0, Misfits acumuló una asombrosa racha de nueve victorias y llegó a ir 10-1 antes de derrumbarse y obtener un resultado de 1-8 en la segunda mitad. Misfits terminó la temporada regular en el cuarto puesto, sin pase para los playoffs.

A photo of Jiizuke during Week 2 of the LEC

Daniele «Jiizuke» di Mauro y Vitality han arrasado en las primeras semanas de la LEC

No fueron ni G2 ni Misfits, con sus buenos comienzos de temporada, los que se llevaron el título en verano, y este hecho ni siquiera fue algo aislado en 2018. En el anterior split de primavera, dos inesperados titanes empezaron ganando en las primeras semanas. Un recién llegado Team Vitality parecía imparable, con un 3-1 en sus dos primeras semanas (y casi Daniele «Jiizuke» di Mauro casi se aseguró el título de Rookie del split en solo cuatro partidos). Consiguió extender su marcador a un asombroso 7-1, casi inaudito para un equipo de novatos en su primer año.

El segundo equipo fue casi más impactante. El talento de los novatos a veces ha llegado muy lejos en Europa, pero nadie esperaba que un equipo como Giants Gaming fuera el único rival que le disputara el primer puesto a Vitality. Giants empezó 3-1 y siguió hasta un 5-2, tras perder ante Vitality. El cambio de rumbo de Giants ocurrió al mismo tiempo que el de otro equipo, H2K, que tuvo una trayectoria simétricamente opuesta: empezó 1-3 y bajó al abismo con un 1-7, pero después consiguió clasificarse para los playoffs del split de primavera 2019, mientras que Giants no lo logró. Ninguno de los dos titanes del comienzo del split llegó a la final.

Buscando un lugar

Es evidente que ha habido algunas discrepancias muy notables entre los comienzos y los finales de temporada. La pregunta es: ¿por qué?

No hay una única respuesta. Está claro que algunos buenos comienzos se han visto menguados según las exigencias del metajuego. Los Misfits y G2 del verano de 2018 se pudieron beneficiar de algunos aspectos claros del metajuego, aunque de diferentes maneras.

A photo of Schalke 04 Esports during Week 2 of the LEC

El Schalke 04 ha tenido un comienzo increíblemente bueno para sus expectativas en la 9.ª temporada

El Schalke 04 ha tenido un comienzo increíblemente bueno para sus expectativas en la 9.ª temporada. Era de esperar de una alineación que se ha formado con una identidad tan distinta en mente. Tanto Jonas «Memento» Elmarghichi como Donggeun «Ignar» Lee tienen un dominio inmenso del juego inicial.

Como equipo, el Schalke se ha concentrado en dedicar su jungla y su medio a ayudar en la calle inferior. Las repetidas visitas de sus compañeros han hecho que Elias «Upset» Lipp tenga un rendimiento superior al de las habituales superestrellas de la liga. Sin embargo, a pesar de esto y de su comienzo de 3-1, el Schalke ya ha demostrado que se concentra demasiado en la fase inicial-intermedia, y su dificultad para cerrar los partidos les deja con una longitud media de partidas de las más altas de la liga.

Han aparecido fisuras, pero tener una dirección fuerte en la configuración de su equipo les ha permitido tener un gran comienzo. Vitality es un equipo que logró hazañas similares en 2018, aunque su estilo era algo diferente. Erberk «Gilius» Demir solía tender emboscadas a nivel 2 sin falta, para presionar y empezar con ventaja, y cuando Jiizuke tenía lista su definitiva, atacaban juntos y sin piedad a la calle inferior hasta que cayera la torreta. Parece simple, pero si los otros equipos están trabajando en aspectos básicos mientras uno juega unido en una dirección concreta, la ventaja está claramente de su parte.

No es tan grave

Claro que eso solo funcionó hasta que la competencia resolvió esos aspectos básicos.

Las actuales desilusiones de Fnatic y Origen no tienen un origen concreto. Sin embargo, yo seguiría apoyando por estos dos. Los propios miembros de Fnatic han dicho que nadie en el equipo está dispuesto a dejarse llevar. A pesar de ello, la escuadra naranja ha creado múltiples composiciones que parecen ideales para una estrategia centrada en las calles central e inferior en la misma línea que la del Schalke. ¿Podría alguien argumentar que la actual versión de Fnatic es incapaz de seguir este ejemplo?  Incluso con defectos significativos, el equipo ha trabajado increíblemente bien en situaciones de grupo, acumulando ventajas y ganando combates de equipo en desventaja.

El caso de Origen es más fácil de entender. Hasta ahora, ha perdido la mayoría de los partidos en la transición. Mientras que los caminos que ciertos jugadores han tomado los han llevado a ser atrapados, las rotaciones que pretendían hacer eran buenas. La duda sobre si Origen mejorará no se convierte en una cuestión de teoría fundamental, sino de simple ejecución. En ambos casos, Fnatic y Origen están más cerca de comprender League of Legends que muchos de los equipos de nivel medio. El estilo de Fnatic después de la fase de calles es, según mi opinión, más prometedor que el del Schalke.

Por suerte, el split no termina en las primeras semanas por más que haya gente que así lo quiera. Si hubiera sido así en el pasado, la escena de la LEC sería completamente diferente.Estos equipos se preparan para una maratón, no para un sprint, y, aunque hayamos visto muy buenos sprints en la LEC, estamos muy lejos de saber quién ganará esta carrera.

Los que se rinden no prosperan.

¿Podrá recuperarse Fnatic? ¿Cuánto tiempo necesitará esta alineación para congeniar? Dejadnos vuestra opinión en los comentarios.