Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
Juego

Jugad a Kayle como Alphari

Alphari, el jugador de Origen, nos enseña a sacarle el máximo partido a Kayle, la Justa.

La recién actualizada Kayle está que echa chispas estas últimas semanas, porque muchos jugadores de diferentes regiones han estado jugando y practicando con ella. Aunque nosotros no la hemos visto aparecer tanto por Europa como en otras regiones, el toplaner de Origen y finalista de la LEC Barney «Alphari» Morris se ha pasado a darnos unos consejos sobre cómo jugar con «la Justa».

Jugadores de todo el mundo han estado jugando con Kayle tras su reciente actualización y le han dado un poco de vida al campeón. Esto se debe a que resulta ser un campeón bastante fiable en las fases avanzadas de las partidas: es indiscutible que se convierte en un campeón muy poderoso tras alcanzar el nivel 16 gracias a su pasiva, Ascenso divino, en la que profundizaremos más adelante, pero antes de eso nos sentaremos a hablar con Barney «Alphari» Morris para que nos cuente todo sobre Kayle. Aunque todavía no ha tenido la oportunidad de jugar con ella en el escenario, Alphari nos ha contado lo mucho que sabe de la Justa.

Puntos fuertes y débiles

El punto fuerte de Kayle es su facilidad para escalar de manera asombrosa. Al alcanzar el nivel 16, se vuelve invencible en un uno contra uno contra prácticamente cualquier duelista del juego, reparte daño verdadero en oleadas y puede confiar en su Veredicto divino para sobrevivir. También es capaz de sembrar el pánico en el equipo enemigo y pulverizar la barra de vida de un tanque rápidamente mientras inflige daño en área en forma de ardientes oleadas. Puede hacer invulnerable a cualquier miembro de su equipo durante tres segundos con Veredicto divino. Esto significa que puede permitir que el iniciador de combates de su equipo se tire de cabeza contra la retaguardia enemiga, o salvar a alguno de los aliados que se haya posicionado mal en un combate.

«Cuanto más avanza la partida, más temible se vuelve, es una locura. Creo que es el campeón que mejor escala de todo el juego ahora mismo»

Barney “Alphari” Morris

Pero todo tiene un precio, y ese monstruoso potencial durante niveles más altos se ve contrarrestado por una fase inicial en la que jugar este campeón no siempre es la mejor opción. Se puede ver forzada a alejarse de los súbditos fácilmente y pierde la calle contra prácticamente cualquier campeón. No solo puede perder la calle, sino que también carece de habilidad para presionar calles antes del nivel 6, lo que hace muy difícil que saque ventaja en la fase de calles. También puede llegar a pasarlo muy mal en escaramuzas uno contra uno o dos contra dos antes de alcanzar su punto álgido, y es propensa a sufrir incursiones bajo torre antes de alcanzar el 6.

«La fase inicial de Kayle es bastante floja. No puede ejercer presión y es fácil hacerla sufrir en un 1 vs. 1 o en un 2 vs. 2.»

Barney “Alphari” Morris

Runas

Kayle runes

Cleptomanía se ha convertido en algo esencial con Kayle, ya que al usar Filo purificador (E) en el rival activa esta runa. El oro adicional le ayuda a sobrellevar el calvario de su fase inicial y a alcanzar más rápidamente su pleno potencial, y los objetos que obtenga a través de Cleptomanía también son muy útiles para mantenerse más tiempo en la línea. En fases más avanzadas del juego es útil para obtener elixires de mejoras.

«Intentad activar Cleptomanía con la E tanto como podáis durante la fase de líneas. Os proporcionará más oro y os ayudará a alcanzar vuestro punto álgido mucho más rápido».

Barney “Alphari” Morris

En algunas ocasiones, obtienes un «Elixir de habilidad» para aumentar un punto de habilidad adicional. Este elixir venía bien en conjunción con la pasiva, ya que os ayudaba a alcanzar vuestras transformaciones más rápido, pero después de la versión 9.8, ya no es posible.

Escoged Calzado mágico, ya que os permitirá gastar menos oro en vuestras botas y a concentrar vuestros recursos en los objetos que os ayudan a alcanzar vuestro pleno potencial; Entrega de galletas ayuda mucho a aguantar en la línea, algo muy necesario para Kayle en la fase de líneas. Por lo general, os vendrá bien Perspicacia cósmica en la línea inferior para aumentar vuestra reducción de enfriamiento, pero el Tónico de distorsión temporal también es una opción viable si necesitáis el aguante y la velocidad de movimiento adicional que os proporciona el efecto de la poción. Para los fragmentos, escoged Velocidad de ataque, Fuerza adaptable, y podéis escoger entre Resistencia mágica o Armadura, dependiendo del rival al que os enfrentéis.

La rama secundaria depende de vuestra preferencia. Lo más común es elegir Valor con Revestimiento de huesos y Revitalizar para aguantar más contra oponentes que estén predispuestos a luchar contra vosotros a menudo; también Brujería con Banda de maná y Trascendencia cuando lo tenéis más fácil durante la fase de líneas y no necesitáis la defensa que os aporta la rama de Valor.

Hechizos de invocador

Destello y Teleportar son los más adecuados. Destello es un hechizo de invocador eficaz si se usa tanto de manera ofensiva como defensiva, puede ayudaros a sobrevivir en algunos casos en los que, sin él, acabaríais muertos. Teleportar os permite volver a la calle en el mejor momento, como por ejemplo cuando se aproxima una oleada enemiga de súbditos y no queréis perder vuestro farm. También podéis hacer jugadas utilizando Teleportar en las fases avanzadas de la partida que pueden ayudar a vuestro equipo en momentos cruciales.

Habilidades

Kayle skills

Pasiva: Ascenso divino

Kayle cambia de forma conforme va subiendo de niveles, en concreto en los niveles 1, 6, 11 y 16. Estas transformaciones hacen que Kayle escale de forma alucinante, al tiempo que ofrece habilidades diferentes en cada nivel. Estos efectos incluyen el lanzamiento de fieras oleadas que acompañan a los autoataques y la convierten en un campeón a distancia.

La transformación más potente es Trascendental, que otorga Exaltación permanente, aumenta la velocidad de ataque y la velocidad de movimiento, y los complementa con oleadas de daño que infligen daño verdadero. Probablemente sea el efecto pasivo más potente del juego.

Q: Ráfaga radiante

Ráfaga radiante hace daño y ralentiza al primer objetivo que alcance de entre los enemigos adyacentes, disminuyendo su armadura y resistencia mágica. Esta ralentización resulta especialmente útil para disolver combates desfavorables en línea y también inflige el daño suficiente para ayudarte a matar súbditos a distancia.

La reducción de la resistencia que otorga Ráfaga radiante puede ayudar a vuestro equipo a aprovechar esa flaqueza en el rival y para evitar que pueda huir rápidamente debido a la ralentización. Deberíais intentar usar esta habilidad para atacar a los oponentes mientras os movéis y, si es posible, hacer trizas a los objetivos más tanques aprovechando la disminución de sus resistencias.

W: Gracia celestial

Kayle se cura a sí misma y a un objetivo aliado, y otorga a ambos una bonificación de velocidad de movimiento temporal. Aunque Gracia celestial se usa principalmente por su efecto sanador, los conjuntos de objetos más adecuados para Kayle no suelen contener poder de habilidad, con lo que dicha curación se ve un poco mermada. Deberíais usar Gracia celestial para reposicionaros durante los combates de equipo y para ayudar a vuestros aliados a salir de situaciones peliagudas.

E: Filo purificador

Kayle lanza un ataque a distancia que inflige un porcentaje de daño proporcional a la vida que le falte al rival. Tras alcanzar el nivel 6, este ataque inflige daño en área. Esta es la habilidad que usaréis para hacer daño explosivo al oponente mientras activáis así la runa de Cleptomanía. También podéis usarla para matar súbditos cuando vuestra Q esté en enfriamiento o cuando queráis alcanzar a un solo súbdito. Filo purificador es muy útil contra enemigos debilitados, ya que el daño que inflige está basado en la salud que le falte al rival. Deberíais priorizar el lanzamiento de la E sobre rivales que estén debilitados para aseguraros de acabar con ellos.

R: Veredicto divino

Kayle hace invulnerable al daño a cualquier aliado durante unos segundos. Veredicto divino puede usarse de dos maneras diferentes: de manera ofensiva, para iniciar combates de equipo; y de manera defensiva, para salvar al objetivo seleccionado. Cuando el enemigo inicie un combate, utilizar vuestra definitiva con el campeón que esté realizando la incursión es la opción más acertada, pues recibirá mayor cantidad de daño a manos del equipo enemigo y estará en el meollo del combate, así que las espadas de vuestra definitiva caerán sobre múltiples objetivos. Si el rival es quien inicia el combate de equipo, podéis lanzar Veredicto divino sobre el objetivo que el enemigo persigue para salvarle, e infligiendo daño al enemigo si no cesa en su empeño de continuar con el combate.

Un aspecto a tener en cuenta con esta habilidad: mientras se canaliza, no puedes atacar ni utilizar habilidades, por lo que no infligirás daño cuando la utilices.

Secuencia de habilidades: Q>E>W

Deberíais utilizar vuestro primer punto de habilidad en la E para poder golpear a los súbditos que queden lejos de vosotros. También se puede usar para activar Cleptomanía y obtener oro desde una distancia segura. Después, utilizad los puntos de habilidad en vuestra Q para que matar súbditos y disolver combates en la línea sea más fácil. A continuación maximizad vuestra E, ya que es la habilidad que más daño inflige en un intercambio de golpes, y os convendría tener tantos puntos como sea posible en esta habilidad antes de que empiecen a llover guantazos. La E infligirá daño en área y hará que los ataques básicos sean a distancia antes de maximizar la E, lo que es todavía mejor. La W sería lo último en maximizar, puesto que no es de mucha utilidad para una Kayle con objetos de daño de ataque. Se suele utilizar más que nada por la velocidad de movimiento y no por la curación.

«Si recibes mucho daño explosivo en línea, unos puntos adicionales en tu W pueden ser una buena elección para conseguir algo de aguante»

Barney “Alphari” Morris

Objetos

Kayle items

Comenzad comprando una Poción de corrupción para aguantar en la calle. Vuestra fase inicial no es nada del otro mundo, así que vuestro objetivo principal es sobrevivir y asesinar a tantos súbditos como podáis sin morir. Usaréis mucho maná para matar súbditos, por lo que la poción se hace prácticamente obligatoria.

En vuestra primera vuelta a base, si todo va bien deberíais tener suficiente oro para comprar el Sable de Aguas Estancadas, pero si no, comprad tantos componentes como podáis. El Sable ahora cuesta más oro, por lo que resulta todavía más difícil de conseguir de una vez, así que no os preocupéis mucho si tenéis que volver a base y no tenéis oro suficiente. Comprad tantos componentes como podáis y haceros con un Guardián de control o dos para más seguridad.

Deberíais intentar terminar cuanto antes la Hoja del Rey Arruinado y empezar a comprar la Hoja de furia de Guinsoo. El rendimiento de estos dos objetos es de los más fuertes del juego. El potencial en un duelo con solo estos dos objetos es tan alto que quienquiera que se atreva a encararse con vosotros, sufrirá la furia de vuestro daño. Haceos con las Grebas de Berseker antes de terminar estos dos objetos.

Para ponerle la guinda al pastel en la fase final de la partida, podéis ir a por algún objeto con Fervor, como el Bailarín espectral, y con un Filo infinito. El último hueco del inventario deberíais reservarlo para algún objeto situacional. Si no necesitáis un objeto específicamente defensivo, haceos con el Cañón de fuego rápido, ya que os dará más probabilidad de impacto crítico y velocidad de ataque. El Ángel de la guarda, la Cimitarra mercurial y las Fauces de Malmortius son opciones defensivas fuertes, dependiendo de la composición del equipo enemigo.

«La Hoja y el Guinsoo son los mejores objetos. Los dos os dan la posibilidad de alcanzar todo vuestro potencial en un duelo. La Fuerza de trinidad cuesta más conseguirla y funciona peor como segundo objeto. También os hace más vulnerable en un 1 vs. 1.»

Barney “Alphari” Morris

Estilo de juego

Fase de calles

Como ya hemos mencionado, la fase de calles de Kayle no es la mejor. Vuestro objetivo principal será sobrevivir hasta alcanzar vuestro pico de poder lo antes posible sin ser pasto del oponente. Asesinad tantos súbditos como podáis mientras os mantenéis a salvo. Casi cualquier oponente os hará pasarlo fatal, por eso necesitaréis runas y objetos que os permitan aguantar. Concentraos en dar el último golpe a los súbditos desde la distancia y activad vuestra Cleptomanía utilizando la E sobre vuestro oponente.

Hay que recordar que está bien salir de la fase de líneas estando un poco por detrás del resto, porque una vez que alcancéis vuestro punto álgido, seréis más fuertes que vuestro oponente.

«No sois del todo inútiles en la fase inicial, podéis sorprender a vuestros enemigos infligiendo un montón de daño si vuestra pasiva está preparada»

Barney “Alphari” Morris

Fase intermedia

En la fase intermedia deberíais haber conseguido vuestros dos objetos principales y la mejora del nivel 11. Aquí es realmente donde Kayle empieza a brillar y a sobresalir por encima del resto. Siendo ya un campeón a distancia y teniendo su Hoja del Rey Arruinado y la Hoja de furia de Guinsoo se convierte en toda una amenaza para las calles y los combates de equipo. Dependiendo de la composición del equipo y las condiciones del mapa, quizá tengáis que empezar a ejercer presión en una de las calles o uniros al resto del equipo y buscar propiciar un combate de equipo.

Si se da el primer caso, deberíais ejercer presión en la línea que esté más lejos del objetivo que el enemigo quiera conseguir (si es el Barón Nashor, la calle inferior; si es el dragón, la calle superior). Esto obligará al enemigo a responder a la presión que ejerzas con al menos un campeón. El problema aquí es que Kayle puede ganar sin problemas un duelo contra cualquier campeón del meta, haciendo casi imposible detenerla mientras derriba torretas y presiona la calle. Si los oponentes envían a más de una persona para deteneros, vuestro equipo superará en número al equipo enemigo y será capaz de hacerse con el objetivo o ganar un combate en el otro lado del mapa. Si empieza algún combate, tenéis la habilidad de teleportaros para ayudar al equipo.

«Podéis ganar un duelo contra casi cualquier campeón, normalmente a nivel 11 o 16»

Barney “Alphari” Morris

Combates de equipo

En un combate de equipo, lo principal es atacar a los objetivos que estén más cerca de ti. A esto se le llama combate de vanguardia hacia retaguardia. Actuad como si estuvierais jugando con un tirador y concentraros en golpear y moveros hacia la línea de vanguardia sin ser capturados o aturdidos. Infligiréis cantidades ingentes de daño a partir del nivel 11 y el enemigo tendrá que tener cuidado con eso. Si se confían demasiado, podéis acabar con ellos y hacer que vuestro equipo gane la pelea. Tened en cuenta que podéis usar Veredicto divino sobre el aliado que inicie el combate o en quien esté recibiendo el daño del equipo enemigo, como hemos mencionado antes.

«Básicamente sois un tirador, ¡pero hacéis todavía más daño!»

Barney “Alphari” Morris

Conclusión

Como hemos visto, Kayle es un campeón que escala de forma asombrosa y pasa de ser bastante débil a super saiyan a lo largo de la partida. Si buscáis un campeón para la calle central que añadir a vuestro arsenal de campeones, ¿por qué no probar con Kayle?

Nos gustaría darle las gracias a Alphari por compartir su tiempo con nosotros y ayudarnos a elaborar esta guía. Estamos ansiosos por verlo en acción con Kayle en el split de verano.

¿Qué os parece la actualización de Kayle? ¿De qué campeón deberíamos hacer una guía la próxima vez? ¡Contádnoslo en los comentarios de abajo!