Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
Campeonato Mundial

La conquista de Oriente: EU vs. Corea en grupos

Todos saben que los coreanos son los mejores en LoL, ¿no? Eso está más claro que el agua. Pero la gente olvida que incluso los dioses pueden sangrar.

En el Mundial del año pasado, Misfits forzó a los favoritos SKT a jugar los 5 partidos de la final, ante quienes perdieron por una diferencia mínima. Lo que parecía una excepción hace 12 meses parece haberse convertido en la tónica después de la fase de grupos de 2018, donde el estilo de juego de Occidente está triunfando.

Normalmente, el resultado de los Mundiales era predecible: el primer puesto para Corea, y luego China, Europa y Norteamérica. De vez en cuando había alguna sorpresa, ya que todos los partidos se juegan al mejor de 1, pero Corea siempre tenía a sus 3 equipos en cuartos de final.

Este año es diferente: en el primer día de la fase de grupos, G2 Esports venció a Afreeca Freecs. El Heimerdinger de «Petter "Hjarnan" Freyschuss» vino de maravilla en la alineación 1-3-1 que a G2 tanto le gusta. Después del partido, el entrenador de Afreeca admitió que el equipo no mostró el suficiente respeto en la fase de elecciones y bloqueos.

El metajuego en este Mundial ha consistido básicamente en composiciones de combate de equipo que despliegan su potencial en la fase intermedia de la partida. Este estilo de juego es el mejor valorado en Corea, cuyos equipos siempre suelen seguir. Los junglas se centran en la calle central, mientras que los tiradores y los jugadores de la calle superior se preparan para la fase intermedia. Pero en este Mundial, puede que eso no sea lo que lleve a un equipo a la victoria final.

Veamos el primer encuentro entre la LCS EU y la LCK en la fase de grupos: el modo en el que G2 jugó contra Afreeca supuso un verdadero desafío al metajuego coreano. G2 no buscaba los combates de equipo, sino presionar las calles en paralelo. A Heimerdinger y Camille se les da genial mantener la presión en las calles, pero carecen de daño en una situación de 5 contra 5. Los de G2 evitaban tales situaciones y, en lugar de esto, se mantuvieron cerca del Barón y forzaron a Afreeca a dudar acerca de adónde ir. El resultado fue que Afreeca daba vueltas por la jungla como pollo sin cabeza, mientras que Wunder se dedicaba a derribar torretas e inhibidores.

Team Vitality puede que haya sido eliminado, pero también ha impresionado a los vigentes campeones del mundo, Gen.G, en su primer encuentro contra Europa. A Vitality le encanta merodear por la calle inferior para conseguir asesinatos fáciles: Daniele «Jiizuke» di Mauro y Mateusz «Kikis» Szkudlarek se encuentran en su salsa con campeones que son capaces de lanzarse sobre el enemigo como LeBlanc y Nocturne, lo cualchoca de frente con el estilo de Corea. A Gen.G le gusta controlar el juego, mientras que Vitality busca luchar siempre que se le presenta la ocasión.

Por esto Vitality se hizo con la ventaja en los dos partidos que jugó contra Gen.G. El conjunto francés no cesó en su empeño por buscar combates de equipo, incluso cuando parecía que saldrían mal parados. Su composición les permitió ir a por todas cuando Gen.G aún no estaba listo. Un leve error de posicionamiento podría ser fatal, lo que hizo que jugaran casi toda la partida en su lado del mapa, lo cual le dio a Vitality el control que necesitaba.

Al final, Vitality no consiguió pasar de la fase de grupos, pero le mostró al mundo que no se necesita seguir el metajuego coreano para ganar. En su primera actuación en un Mundial, el conjunto francés logró eliminar del torneo a uno de los equipos coreanos, lo cual no es algo que se olvide con facilidad.

Desafiando a las expectativas

Aunque Fnatic no tuvo que vérselas con ningún equipo coreano en su grupo, tuvo que jugar contra el equipo con mejor juego inicial de China y con la mejor calle central de todo el Mundial. El equipo naranja perdió el primer partido debido a una mala decisión en el Barón, pero consiguió ganar su segundo y tercer partido de forma espectacular.

Fnatic tiene una larga historia en League of Legends, pero, al igual que G2 y Vitality, reinventa constantemente su estilo de juego. Mads «Broxah» Brock-Pedersen demostró que Lee Sin sigue siendo una gran elección para sacar ventaja en la fase inicial, pero lo que hace a Fnatic especial, es que todos sus jugadores tienen la capacidad de llevar a su equipo a la victoria.

En sus partidas contra IG de esta semana, Rasmus «Caps» Winther se vio con un gran déficit de súbditos en la fase inicial/intermedia debido a que Song «Rookie» Eui-jin contrarrestó su elección en la calle central. No obstante, el danés tuvo mucho más impacto en los combates de equipo posteriores gracias a la ayuda de sus compañeros.

Al final, Fnatic ha quedado primero en su grupo y ahora tiene una ruta viable hacia la gran final. Este podría ser el año en el que, finalmente, el equipo naranja vuelva a levantar la Copa del Invocador.

Lo logren o no, en el Mundial de 2018 se ha hecho historia: es la primera vez que la LCK no consigue tener a sus tres equipos en cuartos de final. Gen.G, los aún vigentes campeones del mundo, han sido eliminados por equipos que no siguieron su metajuego y que no jugaron de la forma que se esperaba.

En esta fase de grupos, Corea ha mostrado su talón de Aquiles. La misma Corea que antaño era intocable, ha sufrido más derrotas que nunca en la fase de grupos. Por último, la gran debilidad de Corea puede ser su falta de creatividad: la creatividad de la que hace gala Occidente.

En pocas semanas, el nuevo campeón será coronado, y es muy posible que, por primera vez en seis años, no se trate de un equipo coreano. Esto se debe al surgimiento de nuevos estilos de juego en una región que busca recuperar la iniciativa.