Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
Campeonato Mundial

Dominio coreano contra milagro chino

Samsung Galaxy se enfrenta a Team WE por la última plaza en la final del Campeonato Mundial. SK Telecom T1 espera rival.

Corea del Sur lleva dominando la escena desde hace mucho tiempo. Sólo dos veces en la historia del Campeonato Mundial un equipo no coreano ha eliminado a un coreano en una eliminatoria: Taipei Assassins en la gran final de la edición de 2012 contra Azubu Frost y OMG contra NaJin White Shield. Desde entonces siempre que un coreano ha caído ha sido a manos de un equipo de la misma procedencia.

Samsung Galaxy no se ha salido de ese guión. Su papel en este Campeonato Mundial ha sido espléndido. En la fase de grupos perdió cometiendo los mismos errores del pasado, pero en cuartos de final eliminó con solvencia a Longzhu, gran favorito al título. En frente está otro equipo también sufridor que mantiene una historia reciente pareja a la del conjunto coreano. Team WE accedió al Campeonato Mundial tras un fracaso en los playoffs de la LPL y un recorrido por las finales regionales.

Comenzó este torneo sufriendo contra Lyon Gaming en el play-in, pero en la fase de grupos consiguió con cierta solvencia la primera posición en el grupo sin coreanos. En cuartos de final, al contrario que su rival en semifinales, sufrió en exceso contra uno de los equipos más flojos de la fase eliminatoria: Cloud9. Y ahora, como último representante local en la competición, buscan un milagro ante Samsung Galaxy. Pero, ¿qué Samsung nos encontraremos?

TeamWE

Pese a sus malos resultados domésticos en los últimos años, Team WE sigue siendo uno de los equipos más seguidos en China

La incógnita Samsung

Pese a que el equipo parezca cerca de repetir la hazaña del año pasado, la temporada ha sido completamente diferente. 2016 fue un año de evolución y asentamiento para el proyecto de Samsung. Llegaron a jugar el torneo de promoción para luego clasificarse a playoffs y más tarde dar grandes sorpresas primero ganando a KT Rolster en las finales regionales y llegando a la gran final del Campeonato Mundial.

Pero 2017 ha sido diferente. En un año en el que debía ser uno de los equipos más consistentes y aspirantes a ser el mejor del mundo se han quedado en la mediocridad de conseguir resultados decentes en fase regular pero nefastos en playoffs. Lo peor no han sido los resultados, lo peor ha sido la sensación de involución pese a mantener el bloque y la fragilidad que transmite el conjunto.

Desde la entrada de Kang "Ambition" Chan-yong ha sido un equipo con líneas seguras y un control del juego en la fase tardía excelente en torno a objetivos. Pero en 2015 ha perdido la seguridad en las líneas quedando relegado a jugar de manera ultra defensiva para poder explotar el control en la fase tardía mediante eso sí una buena recuperación en la fase media de la partida.

Así ha sido Samsung Galaxy durante todo 2017. Hasta el enfrentamiento contra Longzhu de cuartos de final. Si bien es cierto que sus rivales tuvieron probablemente el peor día en esta segunda mitad de temporada, la proactividad que mostró Samsung Galaxy y sobre todo Ambition cogió a todo el mundo por sorpresa. Era la pareja de la calle inferior de Samsung la que tenía a dos leyendas bajo torre y no al revés como se esperaba, y era Lee “Crown” Min ho el que, pese a haber mostrado una muy débil fase de líneas, resultaba determinante en las peleas grupales con Taliyah. Qué Samsung jugará mañana es una incógnita.

Crown

El MVP de la serie contra Longzhu se lo llevó Crown, pero sin la ayuda de Ambition le podría haber costado la serie a su equipo

Entre medio y top

La inconsistencia de la pareja de la calle inferior de Team WE contrasta con la solidez de la de Samsung Galaxy, pero si el equipo coreano presenta debilidad e inconsistencia es en la calle central que bien le podría haber costado un disgusto en cuartos de final de no ser por Ambition. Además, el desarrollo de la primera semifinal ya ha ido un poco en torno a esa pelea entre junglas y medios por la calle central.

Parece la mejor manera de atacar a Samsung. La constante en la temporada y los cuartos de final fue el pobre desempeño del mid coreano, y la clave fue la ayuda de Ambition. Si Su "xiye" Han-Wei muestra el mismo dominio que Gwak "Bdd" Bo-seong será una calle con presión que ganará. Y al contrario que en Longzhu, Xiang "Condi" Ren-Jie ha demostrado ser un jungla mucho más proactivo y controlador.

Con el control de medio puede llegar el de la jungla, pero lo más probable es que la calle superior también necesite ayuda del equipo chino ante el mejor top del torneo: Lee "CuVee" Seong-jin. El top coreano demostró ser más sólido ante el mejor jugador de la final de la LCK Kim "Khan" Dong-ha y contra Ke "957" Chang-Yu puede realizar un destrozo como en las rondas previas a la final de la edición del año pasado. Un 2016 en el que partía como novato, pero sabe que es probable que no vuelva a tener la oportunidad de llegar a la final en su carrera y querrá demostrar que él es el rey de la calle superior.

CuVee

Cara de niño bueno pero CuVee es uno de los mejores jugadores del mundo. Ha sido el pilar de Samsung en los buenos y en los malos tiempos.

SK Telecom T1 espera y nos acercamos a la gran final. El Campeonato Mundial está mucho más apretado que nunca, con series igualadas o sorpresas. Team WE intentará hacer honor a aquel equipo de 2012 que marcó una época en China bajo el nombre de World Elite, mientras que Samsung querrá convertir el estadio en una biblioteca como ya hicieran los dos equipos coreanos en 2015 eliminando a dos equipos locales en las semifinales.