Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
Campeonato Mundial

El fin de un imperio

Se acabó la autoridad de la dinastía más importante de la historia de League of Legends

Desde el cielo hasta el verano, de lo prohibido a lo amurallado. Todo reside en lo mismo: caos.

A la llegada a Beijing, uno se da cuenta de que esa ciudad es algo más que una capital de un país. Durante muchos años fue el centro de todo un mundo oriental, a las espaldas de Japón, que pagaba tributos al emperador. Las dinastías se sucedieron durante milenios y todos los países de alrededor veneraban al líder de la nación más próspera.

Todo giraba alrededor del Mandato del Cielo. El emperador, con ciertas semejanzas a las monarquías dominantes en Europa, había sido destinado por un ente mayor para mandar sobre toda la humanidad. Solo él podía ser justo con el pueblo, el cual no podía acceder a sus posesiones. La ciudad prohibida fue construida por la dinastía Ming y hasta 500 años más tarde ninguna persona humilde la podía pisar.

No obstante, en China existieron muchísimas dinastías más, como la Qing, Song o Yuan. Y no todas ellas eran parte de la etnia Han, la más predominante: mongoles y manchúes también tuvieron acceso al trono. Si los emperadores eran destinados por el mismísimo cielo y solo podían sucederse mediante sus propios hijos, ¿cómo se explica que no dominase siempre la misma familia?

Porque al revés que en Occidente, la cultura china tiene muy instaurada el derecho a rebelión. Un emperador despótico, injusto y desleal con su pueblo podía ser derrocado. El vencedor de la revolución pasaba a ser el nuevo emperador, puesto que su victoria simbolizaba la transición del Mandato del Cielo hacia su persona. En este caso, el revolucionario es Samsung Galaxy. El emperador derrotado, SK Telecom T1.

1

Faker lo intentó hasta el final, pero un solo jugador no puede llevar detrás a todo un equipo

Maravilla del pasado, caos del presente

Nada más entrar en el Nido de Pájaro y ser asaltado por un dragón imaginario, la sensación era de que una gran batalla iba a comenzar. Pero desde la mente estratégica de Choi Edgar Woo-beom, la caída de SK Telecom T1 se iba a fraguar poco a poco, paso a paso. La primera muerte tardó 23 minutos en llegar y el antiguo campeón en 2014 estaba bajo control de todos los movimientos del rival.

En China, lo de ir lento no funciona bien. Desde las carreteras hasta el metro, la población siempre quiere ser la primera en llegar a todos los sitios. Porque si no lo consigue, es muy probable que una cola de cuatro horas espere a su llegada. Todo ello en un profundo caos en el que conocer el contexto es mucho más importante que tener claro el objetivo.

Samsung Galaxy no quería dejar que SK Telecom T1 pudiese responder a tiempo. Incluso con selecciones que parecían contrarrestar a su rival, Samsung tenía un planteamiento superior. SK Telecom T1 sacó un Yasuo inédito para dar con una solución ante la supremacía de Lee CuVee Seong-jin con Gnar. Apretó fuerte al principio, pero en el fondo el mejor top del campeonato estuvo mucho más rápido en los momentos importantes.

Una de las maravillas de Beijing con respecto a otras ciudades chinas es que todavía conserva muchos detalles del pasado, como los famosos Hutongs intermedios entre calles masificadas. Aunque modernizada, la capital china no pierde su esencia y entiende cómo sacar unos cuantos yuanes a un turista inexperto. La picaresca no solo es algo de España.

2

Las actuaciones mecánicas de CuVee fueron espectaculares incluso en situaciones de desventaja

Samsung tenía una bala en la recámara: Kang "Ambition" Chan-yong. Con un 100% de presencia en los asesinatos de su equipo, el jungla conoce mejor que nadie a SK Telecom T1 y a Lee "Faker" Sang-hyeok. Hace un año en vistas a la final, en esta misma página se publicó la historia entre ambas leyendas de League of Legends. Su experiencia y conocimiento del terreno han sido claves para la victoria. En aquella ocasión, el medio se alzó. En esta, Ambition lo dominó.

Por último pero no menos importante, la percepción. Cuando en España se piensa en comida china, se comete un grave error. Aunque hay platos típicos como el pato laqueado o la sopa agripicante, Beijing es una ciudad con comida tradicional muy barata e interesante que ni siquiera un occidental se puede imaginar. Desde Wangfujing hasta Dongzhimen, los restaurantes ofrecen delicias que hay que ir y probar. No se pueden contar.

Ante esta final se llegaba con la idea de que Samsung Galaxy había hecho una débil fase de grupos pero que había aniquilado a Longzhu Gaming y Team WE. Por otro lado, SK Telecom T1 había sufrido tanto contra Misfits y contra Royal Never Give Up. Sin embargo, en el fondo el aficionado era cauto por lo sucedido en el pasado con SKT y no quería aceptar la realidad de que Samsung era favorito. Esta final hay que verla para creerla.

3

Ambition ha conseguido su propósito después de muchos años a la sombra

Revolución de un solo día

En cuestión de pocas horas el panorama internacional del League of Legends competitivo ha cambiado totalmente. Una dinastía, SK Telecom T1, ha sido herida de por vida. Podrán volver en el futuro, pero ya no será lo mismo. El contundente 3 a 0 es mucho más doloroso que una serie disputada. La reconstrucción en Corea será más interesante que nunca y el resto de regiones, excepto Norteamérica y Taiwán, han recuperado su confianza.

Se vienen meses de cambios. Los cambios en China no fueron fáciles pero a día de hoy se trata de un país mucho más abierto al extranjero. En esta ocasión, serán radicales. A pesar de ser el mejor de su equipo, el rey demoníaco ya no es inmortal. Faker ya no representa la élite mundial en una sola persona. La travesía será larga, pero 2018 promete.