Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
Comunidad

Incursiones bajo torre: así lo hacen los pros

Este tipo de incursiones siempre han sido un arma poderosa e importante para los jugadores profesionales y, con esta guía, vosotros también podréis ponerlas en práctica.

Hacer incursiones bajo torre en la cola en solitario de League of Legends normalmente suele salir más mal que bien. Hay muchos factores de riesgo, incluyendo el mayor de todos, el hecho de que 4 jugadores que no se conocen ni han jugado nunca juntos han sido colocados en el mismo equipo. 

En las partidas profesionales, es una de las estrategias más fiables para forzar jugadas, conseguir asesinatos y alejar a los enemigos de los objetivos. De hecho, normalmente hay varias incursiones bajo torreta en cada partida. Entonces, ¿por qué parece que nunca funcionan en la cola en solitario?

La respuesta más fácil es que los profesionales conocen bien los pros y los contras de este tipo de incursiones, independientemente del escenario en el que se encuentren. Por su parte, los jugadores aficionados, incluso aquellos con ELO alto, muchas veces tiene problemas para ejecutar y entender las estrategias de las incursiones bajo torreta. No es que los jugadores no profesionales no sepan cómo llevarlas a cabo, simplemente no es una habilidad estrictamente necesaria para ganar clasificatorias. Pero, con solo un poco de conocimiento y práctica, cualquier jugador de la cola en solitario puede añadir esta estrategia a su arsenal táctico. ¿Es algo necesario? No, pero una incursión bajo torreta bien llevada a cabo puede pillar a vuestros enemigos por sorpresa y, es otra baza con la que podéis contar para ejecutar jugadas.

Por esa razón, hablamos con varios pros de la LEC para que nos cuenten cómo salir airosos en este tipo de incursiones y por qué el talento haciendo incursiones bajo torre puede ser tan peligroso según quién las lleve a cabo.

¿Por qué son útiles las incursiones bajo torreta?

Awaken

De cabeza

Los pros no harían este tipo de incursiones si no fueran efectivas. Obliga al enemigo a estar donde queráis, os permite controlar el ritmo del juego y abre las puertas a conseguir más objetivos. Tan pronto como aprendáis,  aunque al final no ejecutéis estas jugadas, el hecho de saber preparar una incursión bajo torreta puede dar la posibilidad a vuestro equipo de acabar controlando el mapa.

Las incursiones bajo torreta pueden servir para muchas cosas. Si una calle está demasiado igualada, por ejemplo, una incursión bajo torreta puede romper esa tensión y dar ventaja en una dirección o en otra. Esto puede pasar cuando en la calle superior se enfrentan dos tanques, ambos con poco daño e incapaces de ejercer demasiada presión. Este tipo de campeones pueden estar así durante toda la fase de líneas, y no conseguirán asesinatos a menos que el jungla intervenga. Si uno de los jugadores de la línea consigue dejar al otro con la mitad de la vida, el jungla podrá intervenir para echar una mano.

«Si tu compañero de la calle superior está a buen nivel de vida y el enemigo está a la mitad, puede que sea un buen momento para hacer una incursión bajo torre», nos cuenta el jungla de Fnatic, Mads «Broxah» Brock-Pedersen. «Si vuestro toplaner está debilitado, será mucho más arriesgado. Lo que tenéis que buscar es que el objetivo tenga menos de la mitad de la vida para que podáis hacer una incursión bajo torre y salir de ahí lo antes posible».

Broxah

Para Broxah, las incursiones bajo torre no son nada nuevo

Además de romper la tensión de una calle, las incursiones también pueden usarse para controlar el mapa y los objetivos. Por ejemplo, preparar una incursión, si el enemigo elige abandonar su torreta o una oleada de súbditos debido al riesgo de una emboscada, podéis aprovechar ese tiempo para derribar las placas de las torretas, conseguir el dragón, asesinar más súbditos, obtener visión, o conseguir campamentos de la jungla. Obviamente, también es muy útil que la incursión tenga éxito.

Las incursiones bajo torre permiten controlar el ritmo del juego y os permiten inclinar la balanza a vuestro favor. Podéis conseguir asesinatos, torretas y muchísimas otras cosas, pero antes tenéis que aprender a cómo y cuándo ejecutarlas. Si no, acabaréis saliendo perjudicados, más que otra cosa, porque hacer incursiones contra carries es una operación muy arriesgada.

¿Cuándo hacer incursiones bajo torre?

Tibbers

Una incursión con éxito os hará sentir como Tibbers.

Decidir cuándo ejecutar una incursión bajo torre es el aspecto más importante de la estrategia. Dicho esto, antes de que aprendáis a ejecutarla, tenéis que saber leer el mapa y decidir cuándo intentar prepararla. Estos conocimientos pueden dividirse en tres categorías: niveles de vida, campeones y el momento de la emboscada. Hablaremos de las tres.

Campeones

Dependiendo de la fase de la partida en la que estéis, hay campeones que pueden ser mejores que otros para liderar una incursión bajo torre.

«Saber cuándo hacer incursiones bajo torre es algo que llega con la experiencia», nos cuenta Broxah. «Depende mucho del campeón. Hay algunos, como Elise, que pueden facilitar las cosas, absorber el daño de la torreta, y después utilizar Rápel para evitar el daño».

Al principio, los mejores campeones para este tipo de incursiones son los que tienen una o dos habilidades para encerrar al enemigo e infligir gran cantidad de daño por segundo. Elise es solo un ejemplo, pero también está Renekton, Pantheon y Maokai. El criterio para ejecutar incursiones bajo torreta al principio de las partidas es bastante simple: Necesitáis mucho daño explosivo en conjunción con alguna habilidad de control de adversario para tenerlos quietos mientras los elimináis. Renekton, Pantheon y Elise pueden liderar una incursión bajo torre más fácilmente si se utiliza control de adversario y se garantiza daño explosivo, pero necesitarán un compañero durante la incursión que pueda volver a inmovilizar al enemigo y que sea capaz de recibir parte del daño de la torreta. Por ejemplo, Maokai tiene mucho control de adversario y, además, es muy fácil de acertar, pero necesita un compañero que inflija el daño suficiente para fundir la barra de vida del enemigo. Si no podéis garantizar esos requisitos, no intentéis hacerlo antes de nivel tres.

A medida que avance la partida, dichos requisitos irán decreciendo paulatinamente debido al aguante natural del campeón. Pero ojo, el enemigo también tendrá más aguante, así que el daño necesario para acabar con él tendrá que ser mucho mayor, y es probable que ya no sea suficiente con un solo combo. Por esa razón, el control de adversario también deberá ser más potente para mantenerlos cerca de la torre el tiempo suficiente para matarlos. A medida que la partida avance, los campeones como Sejuani, Gragas, Nautilus, Braum y otras máquinas de control de adversario facilitan mucho las incursiones bajo torre. Cuanto menos control de adversario tengáis, más escurridizo será el objetivo, lo cual añade más riesgo a una maniobra ya de por sí arriesgada.

Vida

Odoamne

La sincronización lo es todo, según Odoamne.

La vida, tal como dice Broxah, es una de las estadísticas más importantes que tener en cuenta a la hora de hacer incursiones bajo torre. De hecho, si os lanzáis con la vida baja, todo puede salir muy mal. 

«Muchas incursiones fracasan porque los jugadores no se sincronizan», explica el toplaner de FC Schalke 04, Andrei «Odoamne» Pascu. «Si hay uno o dos jugadores mal posicionados, o uno empieza la incursión demasiado pronto, os puede salir el tiro por la culata por no ser pacientes».

En este caso, una incursión temprana es la clave. A la hora de hacer incursiones bajo torre, los jugadores profesionales suelen regirse por la barra de vida: el objetivo o los objetivos tienen que estar más o menos a la mitad de vida, aunque, cuanto más baja esté, mejor. Del mismo modo, os vendrá bien que los compañeros que participen en la incursión tengan la máxima vida posible. Si alguno está debilitado, tendréis que aseguraros de que el daño de la torre no les alcance, lo que implica que, si el campeón que lidera la incursión está bajo de vida, tendréis que abortar el plan. Si ocurre el caso contrario y el enemigo tiene casi toda la vida cuando vuestros compañeros tienen menos de la mitad, no deberíais ni intentarlo.

Tiempo

Vi

Prestad atención a los tiempos

El último aspecto a tener en cuenta antes de intentar una incursión bajo torreta es la fase de la partida en la que os encontréis. Normalmente se puede hacer una incursión bajo torre en cualquier fase de la partida, pero la estrategia cambia dependiendo de la fase de la misma. Por ejemplo, hemos mencionado antes que el tipo de campeón más apropiado para hacer incursiones al principio de la partida debía tener mucho daño y control de adversario, pero los campeones con un control de adversario más potente suelen ser más útiles a medida que avanza la partida. Sin embargo, hay más factores que considerar en cada fase de la partida más allá de qué campeón escoger.

«Es muy importante fijarse en qué punto de la partida os encontráis», nos cuenta Odoamne. «Por ejemplo, solo hay unos pocos campeones capaces de hacer incursiones bajo torre al principio de las partidas, como Elise, o que pueden hacerlo a nivel 2 o 3, como Renekton, que puede empezar la incursión solo con su W. Más adelante, cuando queráis asegurar el Dragón o la calle inferior, lo mejor sería hacer la incursión por esa zona».

Controlar el Dragón y la calle inferior son el objetivo de la mayoría de estrategias de la fase intermedia de las partidas. Para preparar una incursión bajo torre en la calle inferior en la fase intermedia de la partida, es muy importante vuestro equipo controle bien las oleadas de súbditos, más incluso que controlar las barras de vida. Odoamne parece estar de acuerdo:

«Antes de empezar la incursión en la calle inferior, os conviene juntar dos o tres oleadas de súbditos, y tan pronto como la oleada llegue a la torre, empezáis», dice. «Si el enemigo pierde más súbditos al recular, será más probable que intenten mantenerse cerca de la oleada para asesinar súbditos».

Esta es la manera lenta de presionar la calle. Es necesario presionar la calle despacio con más de una oleada de súbditos hasta la torreta enemiga para preparar la incursión; y se necesita más de una oleada de súbditos para hacer que el enemigo se repliegue y así ejecutar la incursión. Cuando intentan asesinar a los súbditos, es cuando vosotros actuáis.

«Tenéis que averiguar cuál es el mejor ángulo para entrar, igual que cuando tendéis una emboscada por la línea
 o cuando vengáis por detrás del objetivo; entonces, el que tenga más CC inicia la incursión, y los demás le siguen», explica Broxah.

Si solo tenéis una oleada, no perderán mucho si se retiran y se ponen a salvo. Por ejemplo, si presionáis con una gran oleada hasta la torreta y el enemigo se repliega para prevenir la incursión bajo torre, tendréis más tiempo para controlar la visión del mapa con guardianes de visión, o para haceros con el Dragón. O también, y esta es la opción más segura, podéis presionar hasta la torre y conseguir el oro de una o dos placas, cosa que tampoco está nada mal.

¿Habéis mejorado vuestra forma de hacer incursiones bajo torre? ¡Hacédnoslo saber en los comentarios!