Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
Campeonato Mundial

La necesidad de demostrar más: el grupo C

Cerramos las previas con el grupo que abre esta fase final del Campeonato Mundial. Un grupo con equipos tan fuertes como inconsistentes en el que reina, curiosamente, el control.

Subcampeones. Subcampeones del último Mid-Season Invitational, subcampeones del último Campeonato Mundial y subcampeones por tercera vez consecutiva de la LPL. A nadie le gusta quedar segundo mientras exista la primera posición, de ello saben mucho los equipos que forman este grupo de la casi muerte con más potencial y dudas que ningún otro.

Tantas dudas que hasta el representante coreano es una incógnita. Samsung Galaxy ha tenido un año más resultadista que vistoso en el que la evolución de varios de sus jugadores ha ido de la mano con la involución de otros. Los malos resultados en playoffs pesan mucho a la hora de valorar a este conjunto, pero contra los equipos de baja tabla de la LCK ha cumplido siempre. Si continúan igual que en la competición doméstica pueden pasar muchos apuros, pero siempre dependiendo de si sus rivales están fuertes.

Ahí es donde aparecen G2 Esports y Royal Never Give Up y su ambición en este Campeonato Mundial. Los europeos han vuelto a ganar la LCS EU y suman cuatro títulos consecutivos, pero por mucho que consigan dominar en su región y realizar una buena actuación en el Mid-Season Invitational todavía generan excesivas dudas y tienen mucha presión tanto propia como de la comunidad.

Una situación parecida a la del subcampeón chino. La veterana organización ha tenido resultados internacionales excelentes, pero se ha quedado a las puertas de hacer algo grande desde la última final que disputó en 2014. Pasar a cuartos de final en este grupo ya es una hazaña como lo fue el año pasado cuando se clasificaron, pero sin duda querrán ser uno de los equipos que luche por alcanzar a los coreanos o volver a ser el mejor entre los mortales.

Por último queda el 1907 Fenerbahçe, equipo procedente de Turquía que a pesar de conseguir ser el único equipo de una región pequeña que se ha clasificado mediante el Play-In, las sensaciones que ha dejado han estado muy por debajo de lo esperado. En principio parten con cero posibilidades de clasificarse, pero bien podrían dar un susto a alguno de los equipos con su estilo de juego, muy diferente al de sus contrincantes. 

1

Pese a una temporada irregular, el objetivo de Samsung Galaxy sigue siendo mejorar el resultado del año pasado.

El control sobre la imaginación

Dejando a un lado al Fenerbahce, tanto G2 Esports como Samsung Galaxy como Royal Never Give Up tienen un estilo de juego parecido a grandes rasgos. Así como en el grupo B predominaba la acción en la fase temprana de la partida generando un ritmo acelerado, en este grupo parece ser totalmente al contrario. La búsqueda de un juego sin imperfecciones por parte de los tres favoritos les lleva a jugar más enfocados a controlar la partida y no solo no cometer errores sino castigarlos de manera definitiva.

Samsung Galaxy es el equipo que más conservador se ha mostrado en la fase de líneas de la LCK durante esta temporada salvo cuando juega Kang "Haru" Min-seung, el jungla enfocado en tener presencia en las líneas. De normal, Samsung buscará una fase de líneas pasiva y jugarán defensivamente en la transición hacia la fase media pero siempre sabiendo administrar los recursos y consiguiendo escalar más que su rival. Son el equipo que más oro y diferencia de súbditos consiguen entre el minuto 15 y el 30, para una vez estar igual o mejor jugar muy bien con la presión y las peleas grupales, su especialidad desde que entró Kang "Ambition" Chan-yong.

Royal Never Give Up tiene bastantes similitudes en la búsqueda del control de la partida, pero su actividad y agresividad durante la fase de líneas es mayor que la del coreano. Con una alineación tan completa buscan sacar partido de algún enfrentamiento positivo y a partir de ahí, poco a poco, hacerse con el dominio de la partida, sin prisa pero sin pausa.

G2 Esports bien puede cometer algún error o que uno de sus jugadores se quede atrás durante la fase de líneas que sabrán adaptarse y gestionar bien tanto las ventajas como las desventajas, algo que han mejorado mucho durante este Split de verano. Las líneas son fuertes, su control de objetivos y sus peleas grupales también, igual que Royal Never Give Up y Samsung Galaxy. La falta de riesgo que han mostrado puede ser un problema en el nivel internacional, pues aquí no lo tendrán tan fácil como en la LCS EU, y menos con el mejor de uno.

2

El único equipo que ha ganado cuatro veces consecutivas la LCS todavía tiene pendiente extender su legado al plano internacional

Los dúos clave

Dentro del grupo C las alineaciones son bastante completas, pero en cada equipo hay dos jugadores determinantes capaces de marcar las diferencias estén juntos o de manera individual. Samsung no estaría en este torneo sin Ambition ni Lee "CuVee" Seong-jin. Los dos mejores jugadores del Campeonato Mundial en su posición son las piezas angulares de este equipo por habilidad individual y capacidad de dirigir al equipo durante todas las fases del juego.

El dúo peligroso del Fenerbahce se encuentra en sus calles solitarias. Berke "Thaldrin" Demir y Kim "Frozen" Tae-il se han mostrado muy sólidos y cualquier opción de crear dificultades del conjunto turco pasa por ellos. En cuanto a Royal Never Give Up también aparecen dos jugadores de distintas calles. Por calidad y experiencia, Li "xiaohu" Yuan-Hao y Jian "Uzi" Zi-Hao pueden marcar la diferencia en cualquiera de las partidas para poner a Royal Never Give Up con una ventaja que gestionar.

Y en cuanto al representante europeo los dos jugadores que mejor han acabado el Split de verano y ya han demostrado poder competir a nivel Mundial. Tanto Jesper “Zven” Svenningsen como Alfonso “Mithy” Aguirre han sido los más regulares dentro de un equipo muy inconsistente y su sinergia y nivel individual los puede llevar a la fase eliminatoria, no porque puedan destrozar en la fase de líneas, sobre todo por lo que son capaces de hacer en las peleas grupales.

3

Al contrario que los otros dos representantes chinos, cada jugador de la alineación de Royal Never Give Up puede marcar la diferencia en una partida

Prepárense porque esto está a punto de comenzar. El grupo C dará el pistoletazo de salida a la fase de grupos con los enfrentamientos entre Royal Never Give Up contra el 1907 Fenerbahce y G2 Esports contra Samsung Galaxy. Ahora empieza lo bueno.