Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
Campeonato Mundial

La redención de los históricos

Royal Never Give Up intentará llevar su agresividad contra un Fnatic reconvertido

Fnatic y Royal son dos nombres que imponen. Es difícil encontrar fuera de Corea dos organizaciones igual de laureadas o reconocidas a lo largo del globo. No obstante, su estado actual no es el mejor que se puede encontrar. Royal Never Give Up lleva dos años en reconstrucción con buenos resultados, pero aún así los aficionados chinos echan de menos cuando llegaban a finales de Campeonatos Mundiales. Fnatic recuerda con anhelo cuando dominaban el panorama europeo, aunque el milagro del otro día ha reavivado una llama perdida.

El único enfrentamiento bajo el nombre de Royal Never Give Up sucedió en la Intel Extreme Masters de Katowice en 2016. En aquel entonces Fnatic fue superior y se pudo vengar de las semifinales de 2013, donde los chinos con el reconocimiento de Royal Club estuvieron por encima de los ingleses. En esta ocasión se escribirá un apartado más de aquel duelo, en el marco de dos dinastías que han perdido su honor y quieren recuperarlo.

1

Xiaohu está siendo la pieza fundamental para el balance entre agresividad y estrategia en RNG

Royal es un equipo fanático

Sin duda, este es el metajuego de Jian “UZI” Zi-Hao. Aunque ya se habló en esta misma página sobre su éxito en la primera semana, en la segunda el tirador despejó cualquier tipo de duda. La calle inferior fue una aguja punzante sobre las filas de Samsung Galaxy y después de ver lo que ha sucedido con Longzhu la actuación del legendario tirador chino ha cogido más valor todavía.

UZI necesita un poco de apoyo desde la jungla y es algo que puede ser determinante contra Fnatic. Liu “Mlxg” Shi-Yu no duda en emboscar constantemente aunque pierda experiencia, puesto que puede recuperarla. De esta manera Royal Never Give Up se asegura que el tirador tiene todos los recursos que necesita para destrozar una partida, una de las condiciones clave que Fnatic ha de frenar.

En el aspecto en el que RNG despegó la segunda semana fue sin duda la maestría a la hora de ejecutar batallas grupales. Si bien por plantilla Li “xiaohu” Yuan-Hao no ha destacado ante los ojos del espectador, el medio viene en un estado de forma muy bueno para los cuartos de final. Ya sea con Galio o Syndra, su posicionamiento le permite proteger al resto de sus compañeros al amenazar con la muerte de los enemigos.

Yan “LetMe” Jun-Ze parte como un completo desconocido en Occidente y por ello tampoco se le ha prestado atención. Sin embargo, se ha convertido en un eje clave en los momentos importantes al servir de carnaza para que el resto del equipo haga daño. Con Rumble también estuvo muy acertado a la hora de usar el Equilibrador (R), por lo que no se debería infravalorar su habilidad mecánica.

2

El dúo de reciente creación entre la jungla y la calle superior podría dar muchas alegrías a Fnatic

Fnatic nunca se rinde

Como sucede con RNG, en esta página también se publicó una pieza que explica la increíble remontada de Fnatic en la segunda semana. Contra RNG, una de las facetas claves de la mejoría está en la calle superior. Paul “Soaz” Boyer puede ser una amenaza que los chinos no se esperan y pueda hacer balance de la agresividad en otras partes de la Grieta del Invocador.

Esto será imposible sin la ayuda de Mads “Broxah” Brock-Pedersen. El jungla danés cambió su tendencia de forma inteligente a pesar de que lleva toda la temporada olvidando al francés. Fnatic necesita al novato en su mejor momento puesto que Royal Never Give Up no se lo va a poner sencillo. Además, LetMe no se caracteriza por ser un jugador fácil de emboscar.

Royal Never Give Up es un equipo agresivo al principio y con Gigabyte Marines los europeos han aprendido que no pueden despistarse en los primeros compases. Esta experiencia de la fase de grupos puede ser fundamental, porque aunque el equipo del sudeste asiático intenta sorprender a toda costa, en el fondo sus compañeros del norte también abusan de jugar diferente a lo estándar.

Fnatic no puede caer en el mismo error. En un mejor de cinco de un Campeonato Mundial ningún equipo ha conseguido remontar un 2 a 0. Fnatic necesita comenzar con buen pié y dejar atrás los errores de priorización de líneas y control de oleadas. La semana ha sido muy larga. Fnatic ya se ha encontrado en situaciones como esta en el pasado.

3

La afición de China está disfrutando del mejor Campeonato Mundial hasta la fecha

Un Campeonato Mundial de altura

Hay dos puntos clave en los que probablemente se decidirá la serie. Ambos equipos han insistido mucho en denegar visión para poder moverse libremente por el mapa. De esta guerra saldrá un vencedor que tendrá control sobre los movimientos enemigos y podrá iniciar sobre el rival. El que tenga dominio sobre el río podrá emboscar de forma más rápida.

El segundo apartado es Twitch. El campeón amado por Martin “Rekkles” Larsson también es una baza fundamental en Royal Never Give Up. Incluso se puede generalizar más: ambos tiradores aman los campeones de daño masivo en los últimos compases y la selección de campeones podría determinar quién puede ejercer más impacto.

El partido se disputará mañana, día 21 de octubre de 2017, a las 10:00 hora española. No se trata de un simple enfrentamiento de cuartos de final. Dos dinastías se encuentran con una posibilidad real de plantar cara a SK Telecom T1 y no van a dejar pasar esta oportunidad. Puedes ver las partidas en castellano en la retransmisión oficial de la LVP.

El encabezado ha sido realizado por Alex “Aerelia” Lemos.