Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
Header of "La redención del Samurái"
MSI

La redención del Samurái

G2 Esports busca redimirse de una vez por todas en un escenario no tan desconocido

El tres es el número de las rupturas. De los puntos y aparte. De los finales de la gran mayoría de las rachas, tanto positivas como negativas. Del principio de la temporada en la que Fnatic con Luis “Deilor” Sevilla se dividió. De los años en los que Giants compitió en la League Championship Series europea. De los torneos internacionales en los que G2 Esports ha fracasado, en cierta medida.

Pero todo toca a su fin y no tiene por qué ser a la tercera. No siempre se reconocen los errores tan pronto ni se encuentran las soluciones tan temprano. G2 Esports tuvo en el pasado su mismo estigma, cuando todavía eran conocidos como Gamers2: hay algo en el ambiente que les frena en los momentos internacionales. Pero quieren cambiarlo y han venido a demostrarlo.

La decadencia de la aristocracia

En 2014, Carlos “ocelote” Rodríguez tuvo una iniciativa con la que siempre había soñado: formar su propia escuadra de deportes electrónicos desde cero. En su cabeza, su equipo estaría liderado por él mismo en persona y así fue como Gamers2 duró un año entero sin conseguir ascender a la LCS EU a pesar de los numerosos intentos.

1

Durante varios años, Ocelote fue uno de los jugadores europeos más temidos en la calle central

Uno de los primeros llegó en primavera de ese mismo año. Para el español, acceder a la máxima competición sólo pasaba por sus propias manos. La caída contra Ninjas in Pyjamas supuso un golpe más duro. Su Orianna, que anteriormente era temida por medio continente, perdía contra la Lulu de un joven Erlend “Nukeduck” Våtevik.

A finales de año la derrota fue incluso más catastrófica. Tras perder contra Unicorns of Love y Ninjas in Pyjamas, el paso por Brasil en un torneo al que fueron invitados no supuso una motivación suficiente. Centrado en potenciar su Zed, quiso llevar al equipo a las espaldas contra N!faculty pero una vez más no fue suficiente.

El actual dueño de G2 Esports y no jugador se percató a tiempo de que no se podían realizar ambas labores a la vez. 2015 no empezó tan bien tras la pérdida contra Team NEVO y la posible pérdida de la plaza. Su reemplazo en aquella época fue Luka “PerkZ” Perković… aunque saldría justo después tras la adquisición de Team NEVO. Quién iba a decir que sería el líder de la calle central a partir de verano de ese mismo año, cuando el chip cambiaría definitivamente.

2

Aunque competiría en 2016 como top en G2 Esports, Kikis innovó muchos años en la jungla para Gamers2

A finales de 2015 llegó por fin el ascenso a la LCS. Con Mateusz “Kikis” Szkudlarek como uno de los máximos exponentes de aquel logro, Gamers2 aprendió una lección. Borrón y cuenta nueva: a partir de ese momento se crearía de nuevo la marca como G2 Esports. Desde aquel ascenso han conseguido ganar todas las ediciones europeas de la LCS, pero… otro estigma iba a surgir de nuevo.

El establecimiento del sistema imperial

Si alguien duda de que G2 Esports es uno de los equipos más dominantes en la historia de Europa, es por resentimiento. Los malotes de barrio no han tenido el aprecio de la comunidad que sus resultados continentales han marcado por sus fracasos internacionales. Algunos parecen haber olvidado a Alliance.

El primer choque de emociones surgió en el Mid-Season Invitational disputado en Shanghai en 2016. G2 Esports solo sería capaz de vencer a SuperMassive Esports en una de las peores actuaciones de un equipo europeo, por no decir la peor. A muchos kilómetros de distancia de donde se disputó aquel torneo, cada aficionado en su casa se lamentaba de que Origen o H2K no hubieran llegado a esta cita. Las famosas vacaciones persiguieron a los samuráis durante mucho tiempo.

3

La llegada de Zven y Mithy no fue suficiente para llegar a G2 Esports al siguiente nivel

El dominio en verano fue tan aplastante, que otra desgracia era difícil de concebir. Pero en esta ocasión ni siquiera la mejoría causada por Jesper “Zven” Svenningsen y Alfonso “mithy” Aguirre fue suficiente. De hecho, desde una perspectiva neutral, las consecuencias fueron peores: sólo una victoria contra Albus NoX Luna en un partido en el que ambos no se jugaban nada pudo rendir homenaje al representante europeo.

La comunidad mostró su necesidad de cambio de era, pero G2 Esports no cesó en su intento. Como dos años atrás, la organización ha aportado soluciones. El cambio en la comunicación externa y la muestra constante del trabajo bien hecho hace que, a pesar de desconfiar de su pasado, G2 Esports siga siendo el mejor equipo que Europa podría haber mandado y sobre el que residen todas las esperanzas.

Hace relativamente poco, G2 Esports consiguió vencer algo más que dos partidos en un torneo internacional. En IEM Katowice, el líder europeo ha conseguido maquillar su resultado en el extranjero a 7 victorias por 18 derrotas. Pero no es suficiente. Al igual que el público debe mantener la confianza en G2 Esports, G2 Esports necesita redimirse de una vez por todas

4

G2 Esports ha marcado una época en Europa, pero el continente necesita algo más

Brasil no es para principiantes

Ocelote vuelve a Brasil como ya lo hizo en 2014 para ver una escena en crecimiento. Pero esta vez no como jugador, aunque sí con una misma necesidad: demostrar al mundo entero que ese estigma que los persigue es cosa del pasado. En aquella ocasión no lo consiguió, con una derrota inesperada contra Keyd Stars en una de sus últimas actuaciones como profesional.

Pero no es el yo lo que G2 Esports necesita, es el nosotros. H2K se encargó en el pasado Campeonato Mundial de ensalzar el espíritu europeo que plantó cara como pudo a coreanos a lo largo de 2015. Indicar que se puede vencer al país más dominante de la historia de League of Legends no es más que una utopía. Pero por algo se empieza: reconocer el estado actual y trabajar en el presente.

El encabezado ha sido realizado por Alex “Aerelia” Lemos.