Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
Campeonato Mundial

Las dos caras de la misma moneda

Mientras que Norteamérica sonríe y Europa se lamenta, en China dos equipos viven momentos totalmente opuestos

Mes a mes, partido a partido, el crecimiento es constante. Un equipo en renovación que por primera vez no parte como principal favorito sabe que ha de ir poco a poco para lograr su objetivo, pero sin obsesionarse con el mismo. Cuando por fin lo consigue y gana en su región, la presión de ser el mejor se pone sobre los hombros de sus jugadores. Y una vez más, se convierte en un hacha de doble filo.

Mientras tanto, en el otro lado está el jugador que tanto añora esa copa regional. Lo intenta temporada tras temporada con ahínco, incluso se muestra dominador en momentos clave y da la sorpresa contra el potencial ganador del torneo. Se planta en la final. De nuevo, cae. Sin embargo, aunque parezca contradictorio, le sirve como motivación mayor y libera su tensión acumulada para llegar a dominar en el gran escenario. Al final, siempre aparece.

1

Todos los mundiales el mismo nombre acaba en boca de todos: UZI

No se podía haber empezado peor

El primer párrafo pertenece a Edward Gaming. Después de salir 0 a 3 en la primera semana del Campeonato Mundial, la afición china saltó al cuello de sus jugadores. El ganador de la LoL Pro League ve una vez más como su victoria nacional no sirve para nada en escenarios internacionales. Como sucedió en 2016 contra iNTZ e-Sports Club o en 2014 contra ahq e-Sports Club, EDG ha vuelto a decepcionar.

Es una constante en los Campeonatos Mundiales, una maldición que persigue a la organización china. Incluso en el desastre de 2015 donde se mostró como el mejor equipo de su región, fue apabullado delante del público europeo contra Fnatic. Además, no hay excusas que le salven, puesto que es probable que por primera vez Edward Gaming se quede fuera en grupos y no llegue ni a cuartos de final.

Si se mira en detenimiento las tres partidas, ni siquiera se ve una falta de intenciones. Contra AHQ, los taiwaneses se pudieron vengar tras años de derrotas con un juego muy pobre por los dos equipos pero que se mantuvo firme hasta el final. Su estilo agresivo al principio, algo potenciado para compensar su falta de ideas a mitad de partida, no fue para nada suficiente.

2

A pesar de realizar buenas jugadas, el Lucian de Scout ha sido demasiado fácil de contrarrestar por sus enemigos

Sucedió lo mismo contra Cloud 9 y contra SK Telecom T1, pero en el caso de los coreanos fue impresionante. La ventaja era hasta de 10.000 de oro por delante y los chinos tenían todo a su favor para llevarse la partida. La pasividad inherente de un equipo impotente, incapaz de iniciar las batallas grupales para ser el que lidere el encuentro, le hizo perder uno de los duelos más épicos hasta la fecha.

La falta de experiencia pasó factura en esta ocasión. Aunque si bien tanto Ming “Clearlove” Kai como Tian “Meiko” Ye son los claros líderes del equipo, a la hora de tomar decisiones en un gran escenario los nervios pudieron hacer que Lee “Scout” Ye-chan estuviera más perdido que nunca. Hizo buenas partidas con Lucian, campeón previsible también, pero en algunos momentos concretos su exposición al rival facilitó que se penalizasen los errores del equipo.

Además, el metajuego ha venido en el peor momento para ellos. Hu “iBoy” Xian-Zhiao estuvo muy fino a nivel mecánico pero el equipo nunca ha girado alrededor de protegerlo sino más bien de frenar sus iniciaciones alocadas. La itemización contra demasiado daño físico también fue muy sencilla para sus contrincantes y cada vez que las partidas se alargaban, la derrota se iba acercando.

3

El general una vez más no aparece sobre la Grieta del Invocador contra equipos internacionales

Los rivales no importan

Royal Never Give Up solo necesita la primera sigla para hacer honor a su aparición en los Campeonatos Mundiales. Si bien es una organización que deportivamente no nace en Royal Club ni Star Horn Royal Club, un solo jugador lleva la esencia de aquellos proyectos que llegaron a las finales de los Campeonatos Mundiales: Jian “UZI” Zi-Hao.

Del tirador se hacía mención en el segundo párrafo de esta pieza como un jugador que lleva años intentando ganar la LoL Pro League y nunca lo consigue, pero que cuando llegan equipos de otras regiones parece una personalidad diferente. Incluso el año pasado en un grupo igual de difícil que el actual, UZI se mostró muy dominador sobre otras calles inferiores ya fueran coreanas o no. Con excepción de los mejores de cinco contra coreanos, claro.

Royal significa agresividad, UZI también y Liu “Mlxg” Shi-Yu más aún. ¡Qué más da que esté varios niveles por debajo en experiencia si luego es capaz de ejecutar una escaramuza a la perfección! Así es como piensa Royal Never Give Up, un equipo que puede ser muy superado en la táctica como demostró G2 Esports pero aun así es capaz de volver a la partida por fuerza bruta.

4

Mlxg tendrá decisiones cuestionables, pero su tenacidad para denegar visión al rival está otorgando victorias a RNG

Ahora, si consiguen sacar una ventaja por emboscadas, no tienen miedo ninguno en arriesgar para aumentar la diferencia en el marcador. Royal parece jugar en el Campeonato Mundial igual que si se tratase de la Demacia Cup, una competición nacional: da igual a quién se enfrenten, siempre van a jugar de la misma manera y no van a dudar de su propia identidad.

Identidad era algo que le faltó a China y que se identificó como error clave en 2015 por muchos equipos. La imprevisibilidad siempre ha sido uno de esos valores y Royal Never Give Up lo sabe. No son Gigabyte Marines, pero si tienen que sacar una jugada de la chistera que podría ser absurda si es detectada, lo hacen. Además, Li “xiaohu” Yuan-Hao ha cogido más galones esta temporada contra medios de talla mundial.

Y por último, si bien se decía que a Edward Gaming el metajuego le pillaba a contrapié, para Royal Never Give Up es perfecto. ¡Que UZI escale lo que quiera con Twitch, Kog’Maw o Tristana! Si las partidas se alargan, en otras situaciones por estrategia RNG perdía. Pero en este momento, eso que era un gran inconveniente se ha convertido en una verdadera ventaja.

5

Llamado a realizar grandes actuaciones, por el momento Xiaohu no está decepcionando

Conclusiones

Mientras que unos necesitan rezar, otros lo tienen todo en su mano. La vida es injusta para los que apuestan en el largo plazo en el League of Legends competitivo, donde la adaptabilidad es lo más importante. Y ahí es donde Royal Never Give Up se ha mostrado superior en la fase de grupos mientras que Edward Gaming ha cedido demasiadas victorias.

No obstante, no todo está hecho. EDG tiene posibilidades de salvar su honor aunque no pasara de grupos mientras que RNG todavía podría tirar su ventaja por la borda. Pasar primeros de grupos se valora más que nunca por la posibilidad de no encontrarse a un rival coreano hasta la final, donde se repetirían los miedos del pasado. G2 Esports y Samsung Galaxy están al acecho.

El encabezado ha sido realizado por Alex “Aerelia” Lemos.