Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
LEC

«Mientras se me siga dando bien esto, jugaré durante muchos años más»: sOAZ quiere llegar al Mundial tras decir adiós a Fnatic

El veterano jugador está deseando empezar una nueva etapa en su carrera con Misfits. ¿Podrá llegar una vez más a la mayor competición de League of Legends?

Ha ganado varios títulos de la LCS EU, ha participado en numerosos torneos internacionales y el año pasado llegó a la gran final del Campeonato Mundial. Lleva jugando a League of Legends desde 2010, casi 9 años, y es el jugador con más partidos profesionales jugados, con un total de 368. Aun así, Paul «sOAZ» Boyer solo tiene 25 años. Ha empezado una nueva etapa en su carrera con Misfits en la LEC y está decidido a que no sea la última.

«Mientras se me siga dando bien esto, creo que seguiré jugando durante muchos años», nos dice sOAZ tras su primer día en la LEC. Es una época emocionante para League of Legends en Europa, y aunque él ya es un veterano de la escena que ha pasado la mayor parte de su carrera en Fnatic, ha vuelto a empezar con un nuevo equipo.

«Cumplí los 25 hace poco, aunque me siento mucho más viejo», nos comenta sobre su carrera. «No quiero decir que haya tenido suerte, pero mi forma de jugar se ajusta muy bien a mi calle, y por eso he podido permanecer tanto tiempo en lo más alto. No creo que eso vaya a cambiar, aunque el juego haga, ya que me he podido adaptar a lo largo de estos años, así que creo que todo seguirá como hasta ahora en ese sentido, a no ser que pierda la motivación por el juego».

A photo of Misfits during Week 1 of the LEC

«Sigues confiando en tu pasión por la competición: para mí es lo más interesante, el motivo por el que sigo jugando. Me gusta jugar en equipo y jugar contra los demás, competir, ir a los estadios y viajar».

Con un comienzo como el que Misfits ha tenido en la LEC, todo apunta a que sOAZ va a poder cumplir sus deseos y viajar a más estadios con ellos. Él mismo nos cuenta que parte de su nuevo equipo se construye sobre el modelo de Fnatic.

«Veo que nuestro equipo es parecido a Fnatic, pero con un estilo muy diferente. Por ejemplo, Hans es un jugador muy agresivo.  Fnatic tiende a jugar alrededor de la calle central y la inferior, y con nosotros ocurre algo parecido, pero los jugadores lo hacemos diferente a nivel individual. Es la misma idea, pero con diferentes jugadores y dinámicas».

sOAZ and Maxlore embrace during Week 1 of the LEC

«Cuando cambias de equipo, olvidas casi por completo todo lo que estabas haciendo en el anterior. Por ejemplo, lo último que recuerdo con Fnatic es jugar en el Mundial. Ahora, con este nuevo equipo, tenemos que reaprender absolutamente todo, incluido lo básico, todos juntos. La comunicación, el plan de juego, muchos pequeños detalles que ya tenías consolidados pero que tienes que volver a ponerlos sobre la mesa. Sin duda es un desafío, sobre todo para la primera parte del split de primavera».

Eso está claro, una de las mayores noticias del split de primavera es la salida de sOAZ y Rasmus «Caps» Winther de Fnatic. Y una noticia aún mayor es que los del equipo naranja han pasado de ser subcampeones del Mundial a ir 0-4 en sus dos primeras semanas de la LEC.

«No están jugando como lo hicieron en el Mundial», nos dice sOAZ, intentando explicar el porqué del mal comienzo de su antiguo equipo. «No se les nota seguros a la hora de jugar».

«Todo el mundo esperaba que Fnatic venciera a SK, pero sabíamos que SK era un equipo bastante potente después de los partidos amistosos de hace unas semanas. Es la primera semana del split de primavera, la mayoría de los equipos han tenido pocas semanas para jugar. Algunos encuentran su sinergia más rápido que otros. Pero los equipos con mayor expectación acabarán destacando en algún momento por su superioridad a nivel individual. Es normal que al principio necesiten tiempo para adaptarse».

A photo of Fnatic during Week 1 of the LEC

La verdad es que no hay rencor hacia Fnatic por parte de sOAZ, quien se pasó gran parte de su última etapa en la escuadra naranja sentado en el banquillo, a la sombra de Gabriel «Bwipo» Rau. Ni siquiera disfruta pensando en la posibilidad de imponerse a su antiguo equipo en la competición.

«Para mí, Fnatic es otro equipo más», dice. «No me importa mucho, lo único que quiero es que nosotros mejoremos a lo largo de este split.  Mi objetivo no es vencer a Fnatic ni a nadie, mi objetivo es el Mundial, ser capaz de volver y tener la oportunidad de conseguir el trofeo. Ese es mi objetivo, y voy a esforzarme en conseguirlo, en vez de pensar en vencer a Fnatic o en lo buenos que son los de G2. Me centro mucho más en mi equipo y en mí mismo más que pensar en los adversarios».