Jump to Main ContentJump to Primary Navigation
MSI

El MSI corona a su campeón

Tras un mes de acción, el Mid-Season Invitational 2017 corona a su campeón.

SKT vuelve a ser el campeón del MSI tras arrasar durante todo el evento. - Por Kien Lam

Los dioses pueden flaquear, pero no morir. El equipo coreano, SK Telecom T1 ha conseguido hacerse con su cuarto trofeo internacional seguido tras una actuación estelar en el MSI.

A medida que avanzaba el torneo, SKT dejó claro que estaba muy por encima de sus competidores. Incluso en las partidas en las que encontraron dificultades al principio, acabaron por remontar tarde o temprano. SKT no mostró ninguna piedad y aprovechó su capacidad para identificar hasta los puntos débiles más sutiles de las líneas defensivas de sus rivales. Toda una obra de arte. Con ello, no harán sino sembrar la duda y el miedo entre quienes tengan que luchar contra ellos para llegar al Mundial.

En la fase de grupos, SKT perdió una de las partidas más importantes contra Flash Wolves y otra contra WE, de menor relevancia. Peanut consiguió apuntarse 14 asesinatos en menos de 15 minutos. Faker, por su parte, dejó patente que su apodo de Dios sigue viniéndole al dedillo. Las jugadas de SKT eran implacables e incluso eclipsaron sus actuaciones en campeonatos anteriores.

Tras aplastar a Flash Wolves de forma unilateral, el equipo llegó a la final de MSI en la Jeunesse Arena de Río de Janeiro como principal favorito, y no solo ganó, sino que arrasó con G2 Esports. Fue el público más multitudinario hasta la fecha, y los fans brasileños demostraron ser unos de los que animan más fervientemente del mundo.

La primera partida fue la prueba de que G2 contaba con más posibilidades de ganar de las que se esperaba, ya que no tardarían en conseguir ventaja frente a sus rivales coreanos. Durante la fase de calles, Faker murió ni más ni menos que cuatro veces. Perkz consiguió lo que nadie había logrado hasta la fecha... o, al menos, algo inaudito en mucho tiempo. La actuación de Faker en esa ocasión fue pobre, y eso brindó a G2 una oportunidad para frenar la dinastía de SKT.

"Creo que fue una de las partidas más difíciles para mí", afirmó Faker. "No lo hice bien y no me encontraba en las mejores condiciones".

Faker

No obstante, algunos despistes a mitad de partida le salieron caros a G2. SKT aprovechó cada pequeña oportunidad. En cuanto alguien se retiraba, la fecha de Ashe salía disparada en su dirección. La ventaja inicial de oro de G2 no supuso ninguna traba para SKT. La diferencia de 2000 de oro no fue un hándicap sino un mero bache que superar. Su capacidad para gestionar el ritmo de la partida incluso estando en desventaja demostró el gran dominio que tienen los coreanos sobre el control de objetivos. Cuando SKT logró matar al Barón, la partida estaba ya casi acabada. De hecho, el MSI se podría resumir en que una vez que SKT mata al Barón, el otro equipo pierde. Como si fuera el argumento de una película de terror de serie B.

Aun así, G2 volvió a ponérselo difícil en la segunda partida, en la que sus jugadores consiguieron asesinatos en solitario por todo el mapa. Perkz volvió a machacar a Faker. En una ocasión logró matarlo y obtener ventaja de súbditos, 55 frente a los 28 del coreano. No cabe duda de que tienen motivos para ser los reyes de Europa. G2 ha destacado en la LCS EU durante los últimos años. En esta ocasión, la actuación de Perkz fue especialmente buena.

SKT mantuvo la compostura, pero el empeño de G2 les permitió ganar una refriega crucial para hacerse con el Barón. A partir de ese momento, G2 apretó el gatillo y ganó una última pelea de equipo que les llevaría hasta la victoria. En resumen, SKT bebió de su propia medicina.

Aun así, esa sería la última vez que los jugadores de G2 podrían celebrar una victoria en este MSI. Su valiente intento por ganar la tercera partida se vio mermado por las grandes jugadas de Wolf con Zyra. El más mínimo despiste les salía muy caro. La actuación estelar de G2 acabó ahí, ya que la cuarta partida fue mucho más unilateral como la mayoría esperaba. No obstante, incluso en esa partida, los jugadores de G2 intentaron dar lo mejor de sí mismos y no se rendirían tan rápido.

Por desgracia, no fue suficiente. Puede que estos sean los mejores resultados que un equipo de fuera de Corea pueda conseguir contra SKT. En este momento, nadie es capaz de pisarle los talones a SKT. Aun así, aún cuentan con competidores en casa, y los perdedores del MSI se asegurarán de remontar, porque siempre lo hacen. Así es, ni más ni menos, como llegaron a ser campeones de sus respectivas regiones.

"Creo que los equipos que han llegado al MSI se merecen nuestro respeto", afirma el entrenador de SKT, kkOma. "Las diferencias entre occidente y oriente no son tan grandes como parecen. De hecho, yo me esperaba que G2 venciese a WE y llegase a la final".

Sin embargo, SKT seguirá evolucionando. Continuará mejorando sus jugadas y, al menos por ahora, han alcanzado una cima a la que solo ellos pueden llegar.

Kien Lam es redactor de LoLesports en NA. Podéis leer sus geniales chistes malos en su Twitter: @meanmisterkien.